Cumplir tres dígitos se hace habitual

Las estadísticas corroboran la creciente esperanza de vida, con 1.235 vecinos que tienen 95 años o más


lalín / la voz

De forma periódica se anuncian visitas de alcaldes a vecinos que llegan al siglo de vida o que añaden algún que otra año a esa cifra. Ramos de flores, algún obsequio y saludos con la fotografía de rigor que visualiza una realidad creciente en Deza y Tabeirós-Terra de Montes. La longevidad sigue al alza, con la duda de la existencia de suficientes recursos para atender -tanto desde el ámbito público como privado, desde centros de día a residencias geriátricas- a tantas personas en la senectud.

Las cifras refrendan ese progresivo envejecimiento de la población en las comarcas. Sirva como ejemplo uno de los tramos de edad, de 95 años o más, del informe hecho público ayer por el Instituto Galego de Estatística (IGE) sobre los residentes en Galicia y sus edades. En Deza y Tabeirós-Terra de Montes había en el 2019 un total de 668 personas de 95 o más primaveras. Supone un incremento de 101 respecto al 2018. En la comarca dezana figuraban 417 frente a las 251 de Tabeirós en el 2019, mientras que en el ejercicio anterior eran 333 y 234 respectivamente.

Pero lo mismo ocurre si contemplamos otros tramos de edad ya avanzada. De 85 o más años, el pasado año residían en la zona un total de 5.100 personas, frente a las 4.915 del 2018. Por comarcas, en Deza eran 2.996, con un incremento en el 2019 de 81 respecto al ejercicio anterior, mientras en Tabeirós-Terra de Montes se subió hasta 2.104, frente a las 2.000 anteriores. Podríamos seguir con resultados similares computando los distintos tramos incluidos en su informe por el IGE desde los 65 años, cuando se fija el comienzo de la llamada tercera edad.

La otra cara de la moneda

Mientras hay un creciente envejecimiento de la población residente en la zona, baja el número de los más pequeños. El pasado año figuraban un total de 2.171 niños de hasta cuatro años de edad, mientras que en el 2018 la cifra era mayor, en concreto 2.200. En Deza se bajó en solo 5, de 1.308 a 1.303, siendo más significativa la caída en Tabeirós-Montes, con una caída de 24, desde los 892 del 2018 a 868 en el último ejercicio. Los primeros tramos de edad repiten esa tendencia bajista en unas comarcas donde hay una creciente pérdida de empadronados a pesar de esa mayor longevidad, por salida de jóvenes por estudios o en busca de una salida laboral, mientras se refrena la llegada de migrantes, antaño más pujante..

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cumplir tres dígitos se hace habitual