El Estradense debe sumar un triunfo ante el colista para atenuar la presión

«Si perdemos tocará sufrir después por no alejarnos de la zona caliente», dijo Mariano


Olvidarse cuanto antes del tropezón en casa con el Arzúa. Y para eso el Estradense necesita hoy (17.00 horas, Porta Santa) saldar con una victoria su visita al campo del colista. Tres puntos que valen su peso en oro cuando se analiza lo ajustada que sigue la Tercera División, sin demasiados puntos de diferencia entre los equipos de la zona templada y los que rozan el infierno del descenso de categoría. Los rojillos quieren seguir en el grupo de os que transitan en aguas más tranquilas y doblegar al Paiosaco se torna vital para ese objetivo.

«Si perdemos tocará sufrir después por no alejarnos de la zona caliente de la clasificación y si ganamos sabemos que tenemos opciones para transitar por mitad de tabla y sin sufrir», argumentaba ayer Alberto Mariano sobre la trascendencia de este choque. «Este tipo de partidos son los que deciden muchas cosas para el cómputo final de la liga y no podemos permitirnos perderlos», sentenciaba. Además, se llega con el sabor agridulce de la derrota en casa ante un Arzúa que les superó en juego.

El técnico rojillo cuenta con cuatro bajas para este encuentro, ya que siguen lesionados Fafú, Piñeiro, Borja y Jorge, mientras Porrúa regresó al grupo, en el que están disponibles y con opciones como el resto de la plantilla de jugar los dos fichajes del mercado invernal, el centrocampista Antón Concheiro y el interior izquierdo Iván. Respecto a la salida del brasileño Rodrigo, que se fue al Moraña en busca de minutos, Mariano agradeció su trabajo además de elogiar su actitud y capacidad de trabajo. «Si hubiera podido llegar en pretemporada estoy seguro que hubiera tenido más oportunidades, pero al hacerlo tarde y con jugadores de su posición en muy buena dinámica lo ha tenido complicado, pero es muy trabajador, cuida su peso, va al gimnasio y encaja bien con el grupo; creo que su salida al Moraña puede ser positivo para él», destacó Mariano.

Sabe el entrenador que vencer al Paiosaco en su casa será una tarea complicada. «No es fácil derrotarlos porque son muy físicos e intensos y todo dependerá si logramos abrir la lata, porque si no nos adelantamos en el marcado o lo hacen ellos se hacen muy fuertes atrás y en su estilo de juego», explicaba Alberto Mariano. «Debemos ser agresivos y profundos, con un movimiento rápido del balón en busca de generarles dudas y encontrar huecos, evitando que transiten con comodidad», incidió para recalcar que la primera premisa pasa por no conceder y evitar errores que puedan generar ocasiones o goles del rival. Un Paiosaco colista con solo dos victorias y ocho empates, mientras encajó nueve derrotas, mientras el Estradense se alzó con el triunfo en siete encuentros e igualó cuatro, perdiendo también nueve.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Estradense debe sumar un triunfo ante el colista para atenuar la presión