Terror espacial con bajo presupuesto y firma estradense

El director Lucas Terceiro presentará en Panic su bien resuelta primera incursión en el género «space opera»


a estrada / la voz

No es la primera vez que un corto del director Lucas Terceiro se proyecta en el festival estradense de cine de terror Panic. En la edición del 2017 el estradense participó en la sección de concurso con Imsomnio. En el 2018 lo hizo con Alicia, un trabajo que logró una larga lista de nominaciones en festivales de Vilagarcía, Cans, Fuenlabrada, Argentina o Brasil. En el 2019 importantes proyectos laborales le impidieron a Lucas rematar el montaje para presentarse al concurso. No obstante, el proyecto no quedó en el limbo. Fue tomando cuerpo en meses sucesivos hasta culminar en HARP, un «arriesgado» trabajo de terror espacial que este mes se estrenará, fuera de concurso, en el Panic. Será el viernes 31 a las 23.45 horas en Minicines Central.

Lucas es una persona creativa por naturaleza. «Mi mente es demasiado activa», cuenta. «Veo un mensajero con unas cajas y me imagino qué hay dentro y se me ocurren un montón de ideas. Por la noche también me despierto y apunto lo que pienso o lo que sueño», confiesa. En uno de esos procesos creativos se le ocurrió escribir el diario de a bordo del capitán de una nave espacial que se dirige a otro planeta con colonos humanos y se enfrenta a situaciones aterradoras. «En el papel es una historia que funciona bien, pero llevarlo a la pantalla sin un set con una nave y sin efectos especiales era un reto», explica Lucas.

La solución no es la de una película del género space opera al uso. Un solo protagonista, Álex Harp -encarnado por el actor Fernando Tato-, cuenta al puesto de control todo lo que le va sucediendo a la nave. Solucionar la papeleta con un solo personaje en una sola ubicación fue un reto en el que Lucas -guionista, director y encargado de la fotografía- contó en el sonido con Pablo Viña -«una máquina creando ambientes»- y Jorge Castro, con Nerea Sánchez en el maquillaje -que consigue que el desgaste psicológico del protagonista se traduzca también en el físico- y Desiré Pillado asumiendo el papel de centro de control.

El festival Panic será la prueba de fuego para HARP. «Para mí es una historia que atrapa de principio a fin, pero yo no puedo hablar mal de mi bebé. Queremos ver la respuesta del público. Ver qué se entiende, si engancha... porque es una apuesta arriesgada. Si el feedback es bueno lo moveremos en festivales», avanza Lucas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Terror espacial con bajo presupuesto y firma estradense