Cachafeiro pide la dimisión de Pichel y esta la acusa de forzar un pleno para un tema resuelto

El PSOE acusa al PP de exigir una sesión con un coste de 700 euros para debatir un desajuste de 600


a estrada / la voz

La corporación municipal de Forcarei celebró ayer por segundo día consecutivo una sesión plenaria, en este caso extraordinaria y solicitada por el PP, para debatir sobre el abono por parte del Concello de una factura de 600 euros. La factura correspondía a una actividad de igualdad y prevención de la violencia de género que aún no había llegado a celebrarse cuando se hizo efectivo el pago. El importe total de la factura era de 1.070 euros, pero incluía un manual para el uso no sexista del lenguaje que sí había entregado la empresa adjudicataria en el momento del cobro y un taller de relaciones afectivo-sexuales saludables que aún no había tenido lugar, pero se celebró posteriormente.

El Concello solicitó informes del secretario municipal y de la Diputación que avalan que no existió perjuicio para el Concello. Achacan el «error» o «situación anómala» a la buena fe y exceso de celo de la trabajadora social por justificar la actividad y a las prisas de la empresa por presentar la factura antes de tiempo.

Verónica Pichel pidió mesura a los populares en su labor de oposición, ya que inicialmente «custaba máis ese pleno ás arcas municipais, 700 euros, que a actividade sobre a que quixeron debater». Excepto la regidora, que tiene dedicación exclusiva y no cobra nada por la asistencia al pleno, el resto de los 10 concejales perciben 70 euros por sesión. Mientras, el pago irregular «que quedou convalidado coa realización posterior da actividade» era de 600 euros. No obstante, los cuatro ediles del PSOE decidieron renunciar a su asignación por la asistencia a un pleno que duró menos de veinte minutos.

Por su parte, el PP considera que la situación es muy grave y exige la dimisión de la alcaldesa por una «flagrante irregularidade». Según destaca, la irregularidad fue confirmada por el informe de la secretaría municipal, aunque esta achaca la circunstancia a un error.

El PP asegura que se vio obligado a forzar el pleno «para depurar responsabilidades polas supostas ilegalidades no pago desta factura».

«Unha persoa que aproba unha factura por decreto no que se di que os servizos se prestaron a satisfacción do Concello cando a actividade non se celebrou, e ela era consciente delo, está incumprindo a lei, que di que as facturas das administracións teñen que pagarse en base ao principio de servizo prestado. Ela é responsable e está manexando o diñeiro público de todos os forcaricenses en contra do que di a normativa, polo que cremos que non está capacitada e que, por dignidade, debería deixar inmediatamente o seu cargo», sostienen los populares.

Llegar al fondo del caso

Tras no producirse la dimisión solicitada, el PP indicó que «ante a falta de asunción de responsabilidades» se reserva nuevas acciones «para chegar ata o fondo deste caso». El PP dice que los vecinos no merecen la «ineptitude» de la alcaldesa. «Se Verónica Pichel quere a Forcarei un chisco, aínda que viva en Pontevedra, debería botarse a un lado e dimitir porque só con fotos non vai resolver un só problema dos veciños en toda a lexislatura», concluyen los populares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cachafeiro pide la dimisión de Pichel y esta la acusa de forzar un pleno para un tema resuelto