El AMPA del Sagrado Corazón se solidariza con los trabajadores

Cuestiona la labor del comité de huelga y considera que su labor está siendo lesiva


Lalín / la voz

El presidente de la asociación de padres del Sagrado Corazón, Agustín Rodríguez Mariño, hizo público ayer un comunicado de la agrupación de padres a través del que cuestionan la labor del comité de huelga «y sus asesores» considerando que su trabajo está resultando «muy lesivo» para la comunidad educativa «ya que mediante comunicados astutamente redactados buscan alarmismo y presión social, valiéndose de la desinformación y la confusión».

Aclaran que «la formación en los tramos concertados está totalmente garantizada para este curso académico». La agrupación de padres muestra, en primer lugar, su «total solidaridad y firme apoyo» al grupo de trabajadores afectados por los impagos apuntando que se trata de «un hecho empresarial que deben resolver las partes implicadas, brindando nuestra colaboración ay poyo en lo que pueda llegar a la llegada a buen puerto de las negociaciones». La agrupación mantiene su decisión de mantenerse al margen «por no querer entorpecer la situación ni inmiscuirnos en unas negociaciones que se deberían dar al margen del marco educativo y no deberían influir en este aspecto por tratarse de un tema económico-empresarial». Solicitan a la administración del centro un plan de viabilidad para poder hacer frente a los impagos antes de final de año.

En cuanto al comité de huelga, señalan que las campañas orquestadas por el comité de empresa y el de huelga como medidas de presión «además de ser muy agresivas, están atentando a la efectiva realización de los fines de la educación, la mejora de la calidad y configuración de una auténtica enseñanza con total respeto por los principios básicos que rigen nuestro ordenamiento jurídico» apuntado que pusieron los hechos en conocimiento de miembros del Consejo Escolar como parte del órgano de gobierno para que «en el ámbito de su competencia, garantice el ejercicio de los derechos reconocidos a los alumnos, maestros, padres de alumnos y personal de administración y servicios y estudie la adopción de las medidas que corresponda». Alegando que el derecho a la huelga «totalmente legítimo en este caso» nunca «podrá pasar por encima del derecho de nuestros hijos a una educación en el respeto y la honestidad». No comparten, dicen, muchas de las acciones realizadas «en su forma, por ser contrarias a la ética educativa» y ruegan al comité de huelga que «sea menos lesivo en sus ataques por lo que afecta a los alumnos que se encuentran en el patio y en las aulas». Creen que «contra el centro podrán proceder como estimen oportuno, pero sin afectar a los alumnos». Desde el AMPA aseguran que continúan a la espera de poder mantener una reunión con el comité de empresa señalando que cuando la habían conseguido fue «finalmente cancelada por dicho comité» y señalan que «se están enviando comunicados confusos haciendo pasar a sindicatos y comité de huelga por el conjunto de la comunidad educativa».

La asociación de padres apela a la «tranquilidad y cordura que están mostrando la mayoría de las madres y padres de los alumnos». Entienden la incertidumbre y señalan que están buscando apoyos y soluciones a este conflicto con la mediación del Concello de Lalín, la Consellería de Educación, la jefatura territorial indicando que «en breve tendremos más información» para poder convocar una reunión y traer a alguien de la Xunta, así como un experto en procesos concursales «amablemente aportado por la AED» para que pueda resolver las dudas de los padres.

El objetivo del AMPA es, dicen, mediar en el conflicto con el respaldo de Concello y Xunta para que los trabajadores puedan cobrar y el colegio no corra peligro. Entienden que si se llega a febrero con este problema, «muchos padres pensarán en cambiar a sus hijos de colegio, con lo que se perderían líneas de concierto y el centro podría ver peligra su existencia.

Cuíña pide a Crespo que se reúna con la conselleira

El coordinador de Compromiso por Lalín, Rafael Cuíña, calificó que «sorprendentes e decepcionantes» las declaraciones del regidor de Lalín, José Creso, en relación a la situación del colegio Sagrado Corazón. Cree que sus afirmaciones hablando de la posibilidad de un concurso de acreedores por parte de la empresa son «excesivamente atrevidas». Cuíña exige que se le diga la verdad a la comunidad educativa alegando que «a estadística di claramente que máis do 90 % de empresas que entran en concurso de acreedores, van finalmente a liquidación».

De haber n concurso este sería el segundo para el colegio lalinense. El primero acabó con la venta de la propiedad a una empresa integrada por un grupo de profesores del centro.

Cuíña exige a la Xunta «que garantice o normal funcionamento do curso escolar» pidiendo al regidor que se reúna con urgencia con la conselleira de Educación y con el delegado territorial «para afrontar este grave problema, causado sen dúbida por unha administración cando menos curiosa, do colexio».

Cree que Crespo se enteró tarde de la situación y «so quiso reunirse co comité de empresa, cando se enterou pola prensa de que o ía facer a oposición, e ese mesmo día chamounos para falar». Le sorprende la desaparición del propietario del colegio que, considera, «semella non ser presuntamente de fiar» y quiere saber si hay alguna operación en marcha para que «dentro do concurso de acreedores haxa unha quita e poida quedar cun negocio que con toda seguridade e ben administrado é rentable, algún tiburón local acostumado a estar entre cicilios».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El AMPA del Sagrado Corazón se solidariza con los trabajadores