La huelga del Sagrado Corazón impidió la actividad en la guardería

En los demás niveles educativos del colegio se impartieron clases sin incidencias


Lalín / la voz

La huelga de 24 horas convocada por CIG en el colegio Sagrado Corazón de Lalín, ayer lunes y hoy martes, tuvo en el cierre de la escuela infantil de primer ciclo ?guardería? la mayor consecuencia. Fue el único nivel educativo donde el paro afectó de lleno a los alumnos, que se quedaron sin servicio, y a sus familias. Marta Ferreiro, asesora del CIG del comité de huelga, indicó que la jornada discurrió con normalidad, subrayando la adhesión a la huelga de personal de todos los niveles educativos: «Incrementouse a xente en folga, sumándose persoas que non sabiamos que a ían secundar». Con la guardería paralizada, indicó que los otros niveles educativos funcionaron con normalidad pese a las bajas de personal. Cifró en torno a una veintena el número de trabajadores que se sumaron al paro, y cuestionó que el administrador único del colegio Sagrado Corazón, Joaquín Pereira, ni siquiera hubiese convocado al comité para marcar servicios mínimos.

Considera un cierre patronal el de la guardería, motivo por el que indicó que presentaron una denuncia ante la Inspección de Trabajo «porque nunca tal se deu. Non sabemos nada de Pereira, hai dúas persoas no centro que dan as instruccións». Ferreiro manifestó que la jornada transcurrió sin incidentes, ya que en ningún momento se constituyeron piquetes informativos y los alumnos de los niveles superiores al primer ciclo de Educación Infantil tuvieron una jornada lectiva sin mayores problemas, porque dijo que se sustituyó al personal en huelga.

Una veintena de parados

En la veintena de personas que siguieron el paro, según la asesora de la CIG, estaban la práctica totalidad de personal de la guardería y el equipo de mantenimiento al completo, así como docentes de otros niveles educativos. Ferreiro destacó que es una cifra importante la de personas que secundaron el paro. Como es habitual, en la entrada al recinto escolar se desarrolló una concentración de protesta, en la que la sindicalista dijo que se percibió un incremento de participantes con respecto a jornadas precedentes.

El administrador asegura que el proyecto KeenGo está autorizado por Educación

Pereira salió al paso de las críticas de padres de alumnos de Infantil que indican que en el horario lectivo faltan 45 minutos de clase, al pretende incluir las extraescolares de inglés: «Esas enseñanzas se imparten en horario extraescolar. El proyecto KeenGo está autorizado por la inspección educativa», asegura ayer el administrador único del Sagrado Corazón. Explica que de 16.15 a 17 horas los chavales pueden seguir estas clases, o de lo contrario, se cuidan en el centro hasta esa hora, pero subraya que es una vez terminado el horario escolar.

Pereira confía en el cese de la conflictividad laboral: «La Xunta no los recibió, y el resto de trabajadores y sindicatos no está de acuerdo con la huelga». Dice que si terminan las movilizaciones en un máximo de dos meses puede resolverse el pago de atrasos.

Pereira dice que no tuvo otra opción que cerrar la guardería por falta de personal

El administrador único, Joaquín Pereira, ofrece cifras muy distintas sobre el seguimiento del paro: «Una profesora en Infantil, otra en Primaria ?de más de 20? y una en Secundaria, más cuatro o cinco en la guardería», por lo que apunta un mínimo seguimiento de una huelga «convocada única y exclusivamente por CIG, el sindicato minoritario en el comité de empresa, con un representante igual que UGT, frente a 3 del CSIF». Pereira lamentó el cierre de la guardería, pero sostiene que no es un cierre patronal. Ante la presentación de la denuncia ante Trabajo, sostiene: «Que presenten lo que quieran. La guardería es privada, corresponde a otra consellería ?Política Social? y no se puede atender con personal de otros ámbitos del colegio». Añade que desde CIG se había amenazado con denunciar si trabajadores de otras áreas atendían la guardería, por lo que no pudo abrir. De hecho, el pasado viernes se remitió una carta a las familias recordando que según la legislación «los huelguistas no pueden ser sustitudos por trabajadores que no estuviesen vinculados a la empresa en el momento de ser declarada» la huelga, y es facultad de la empresa la posibilidad del cierre del centro por «inasistencia o irregularidades en el trabajo de tal volumen que impidan gravemente la normal prestación de sus servicios». Añade que el equipo directivo decidió que «en tanto las autoridades no acuerden las correspondientes medidas que puedan asegurar el funcionamiento de todos los servicios que se ofrecen», la guardería permanezca cerrada durante los días de huelga: ayer, hoy, el 5 y 7 de noviembre, y los martes y jueves de las semanas siguientes. Pereira lamenta el perjuicio a las familias por la medida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La huelga del Sagrado Corazón impidió la actividad en la guardería