El juego del Estradense sigue sin encontrar reflejo en los resultados

Los rojillos encadenaron cuatro derrotas por la mínima por falta de acierto


a estrada, lalín / la voz

Fútbol es fútbol, pero buen juego no encuentra equivalencia siempre en buenos resultados. El Estradense lo está viviendo en carne propia cuando estamos cerca de cumplir el primer cuarto de liga en Tercera División. Encadena ya cuatro derrotas consecutivas con distintas lecturas. A quienes solo le valen los números, sumaron cero de doce puntos posibles y están ya cuartos por la cola en la clasificación. Quienes rasquen un poco más se encontrarán con partidos donde se perdió por la mínima, donde hubo ocasiones de gol y opciones de al menos sacar empates, todo ello con buen juego durante muchos momentos y con los futbolistas vaciándose sobre el césped.

Alberto Mariano reconocía ayer que en el seno rojillo se está viviendo con frustración lo ocurrido, pero sin caer en el desánimo ni la preocupación porque «no estamos en un contexto de que el equipo no compita, ni tenga opciones, pero solo por suerte deberíamos llevar al menos algún punto más y solo con dos ya estaríamos en mitad de tabla». Ante el Alondras sumaron su cuarto duelo igualado donde los detalles decantaron al final la victoria para el rival. «Sabemos que es parte del juego y por tanto a los futbolistas hay que convencerles de no portar mochilas que no les corresponden, que sigan trabajando como hasta ahora y sin una presión añadida por los resultados», incidió el técnico.

Para el entrenador rojillo, «el fútbol no está penalizando de forma cruel porque estamos compitiendo, tenemos una propuesta de fútbol para esta categoría en la que solo nos está faltando acierto arriba, pero tiene que llegar». Por juego están mereciendo mucho más que los siete puntos que atesoran en ocho jornadas, en una categoría complicada como la estrenada Tercera División. Para Mariano el punto de inflexión puede llegar en un partido donde logren una victoria cómoda o donde al menos el rival no les haga daño, que cuando muestren su mejor nivel sobre el campo logren convertir su dominio en ocasiones pero ante todo en goles. En esa línea estuvieron en la primera parte ante el Alondras.

Si volvemos a las implacables cifras, al Estradense le falta gol. Solo suma seis en ocho jornadas, una de las medias más pobres del grupo, igualado con Somozas y Paiosaco y uno más que el Bergantiños. Una cuestión que penaliza, matizada en el caso de los rojillos porque solo encajan un tanto de media en lo que llevamos de liga, en el grupo de las más bajas, solo superada por cinco equipos e igualado con otros tres. A este respecto, Alberto Mariano reconocía ayer que «el fútbol es puntuar y nosotros no lo estamos logrando, pero hay que valorar que por presupuesto, categoría y rivales quizás debíamos estar con siete puntos, aunque por nuestro nivel de juego y capacidad de competir deberíamos estar algo más cómodos en la clasificación».

«No tengo claro que nuestro problema radique en la falta de un goleador nato, pero sí que hay que estar más precios con el balón parado, llegar mejor desde la segunda línea, acercar en los pases de la muerte o no fallar penaltis; también ser algo más listos cuando se nos está acabando la gasolina y hacer cosas más fáciles, porque llegan pérdidas que nos penalizan. Toca espabilar aunque sabemos que siempre resulta difícil afrontar el inicio en una nueva categoría», sentenciaba Alberto Mariano, confiado de la calidad de su plantilla para remontar pronto posiciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El juego del Estradense sigue sin encontrar reflejo en los resultados