Los vecinos barajan movilizaciones ante la negativa de Plenoil a cambiar de ubicación la futura gasolinera

El alcalde silledense se entrevistó de nuevo con los afectados del barrio do Campo para informar de la reunión con la empresa


lalín / la voz

Los vecinos que se sienten afectados en el barrio do Campo de Silleda por la pretensión de Plenoil de abrir una estación de autoservicio barajan celebrar movilizaciones para mostrar el rechazo a esta ubicación. En varios inmuebles del entorno de la parcela escogida por la empresa ya lucen carteles contrarios al proyecto, pero ahora se pasará a otro tipo de acciones reivindicativas más llamativas tras ser informados por el alcalde del balance de la reunión mantenida este jueves con representantes de la firma promotora. Por el momento queda concretar qué tipo de movilizaciones se adoptan y sus fechas.

El regidor silledense, Manuel Cuíña, mostraba al finalizar el encuentro ayer con los vecinos el apoyo del gobierno local a su postura de rechazo a la gasolinera de autoservicio. Pero les advirtió de que cualquier iniciativa debe contar previamente con los permisos necesarios, tanto si hay concentraciones como algún tipo de manifestación por la calle.

Cuíña se entrevistaba con los afectados acompañado por la concejala de Urbanismo, Pili Peón. Ambos informaron de la reunión «moi tensa» mantenida con representantes de Plenoil, a los que se buscó persuadir de un cambio de emplazamiento para la estación de servicio para la que solicitaron licencia la pasada semana. «Como xa dixemos o pasado martes, consideramos que o lugar escollido non podía ser peor, pero a empresa insiste en instalarse nesta parcela», explicaba el alcalde, quien respondió a todas las dudas y preguntas planteadas por los vecinos del barrio do Campo.

Desde el Concello se insistía al finalizar ese encuentro con los residentes que sus técnicos trabajan en distintos frentes, dentro del marco normativo vigente, para impedir que la gasolinera de autoservicio se ubique en el entorno previsto por Plenoil. Cuíña desveló que el terreno fue alquilado por sus propietarios a esta empresa con sede en Madrid durante un período de cinco años y con opción de compra. Una parcela que está catalogada en el actual planeamiento urbanístico, que data de 1981, como de edificación abierta y que contempla la posibilidad de ubicar ese tipo de instalaciones.

Mientras, los vecinos del barrio do Campo trasladaron a los representantes municipales de nuevo su preocupación por la cercanía de la futura estación de servicio a varias viviendas, además de cuestiones relativas a la seguridad de este tipo de instalaciones. Otro aspecto sobre el que incidieron es que las casas y edificios del entorno, una vez abierta la instalación, perderían de forma significativa valor inmobiliario. Por ello avanzaron su intención de movilizarse, que deberán plasmar a corto plazo una vez decidan la forma de hacerlo en ese rechazo al proyecto de Plenoil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los vecinos barajan movilizaciones ante la negativa de Plenoil a cambiar de ubicación la futura gasolinera