La lesión de Román empaña el salto adelante del Lalinense

La radiografía descarta un problema óseo pero el derrame en su rodilla augura una posible rotura y una larga recuperación


Pablo Cacheda resumía ayer el sentimiento agridulce que se vive en el seno del Lalinense tras la brillante victoria cosechada frente al Lanzarote: «Prefería unha derrota antes que a lesión de Román». Con el corazón encogido quedó plantilla, cuerpo técnico y afición cuando poco antes de finalizar la primera parte tras un salto en una jugada ensayada aprovechando la superioridad numérica al aterrizar sobre el suelo sobre una pierna el lateral sintió que la rodilla no le aguantaba. Sus propias sensaciones auguraban algo grave, trasladándose una ambulancia para ser evacuado a un centro sanitario.

Esas malas vibraciones que sentía el propio Román continuaban ayer, 48 horas después del partido. Siente la rodilla inestable aunque una radiografía descarta un problema óseo pero sí hay derrame. Una mala premonición como advertía ayer el entrenador del Lalinense, que sufrió en carne propia lesiones en la rodilla que terminaron por truncar antes de tiempo su carrera como jugador. Ahora toca esperar a una resonancia que determine el alcance de la lesión, si está afectado menisco, ligamentos,... y «saír de dúbidas para poñer canto antes remedio e acabar coa incertidume», apuntaba Cacheda. Si como parece hay rotura pueden ser varios meses de baja.

En espera de ese diagnóstico, la mala noticia de la lesión de Román no debe empañar una jornada para enmarcar del Lalinense, que ahora ya solo comparte liderato con otros tres equipos tras derrotar al Lanzarote. Pablo Cacheda sigue con su impoluto balance en el banquillo rojinegro, con dieciséis victorias consecutivas, tras un encuentro donde se elevaba de nuevo el listón de juego. Pero el técnico cree que aún hay mucho margen de mejoría, en especial en ataque. Destacó el nivel defensivo, con un engranado 6-0, al que quiere sumar pronto alternativas que puedan ser útiles en función del rival. Pero en contraataque y posicional aún existen errores, dijo, a subsanar y pulir cuanto antes.

Respecto al duelo con el Lanzarote, Cacheda apuntó las dudas de inicio al llegar un rival de primer nivel con la liga todavía comenzando, máxime con el acierto bajo palos de Santana. Pero el Lalinense fue entrando en el partido y supo aprovechar tras el descanso el bajón físico del rival. «Soupemos manter un ritmo moi alto de xogo, cun nivel defensivo na segunda parte moi bo, con maior profundidade para evitar lanzamentos fáciles do rival, ao que sumouse a actuación de Ivi na portería», explicaba el técnico rojinegro.

Pablo Cacheda prefiere mantener los pies en el suelo a pesar de esta relevante victoria, recordando que otras veces se empezó bien, por ejemplo la temporada en que se ganó al Novás y luego no se logró llegar a esa ansiada fase de ascenso. Destacó el ferviente apoyo de la grada y confía en repetirlo en dos semanas frente al Chapela, también invicto, aunque tocará viajar esta semana hasta Canarias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La lesión de Román empaña el salto adelante del Lalinense