Los tecores demandan a Medio Ambiente medios para desbrozar

Rocío Perez Ramos
Rocío Ramos LALÍN / LA VOZ

DEZA

Reclaman que el año que viene las medidas de control del jabalí empiecen en julio

05 oct 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

La reunión de los presidentes de los tecores de Deza con la directora xeral de Medio Natural, Belén do Campo fe trasladada a Santiago donde tuvo lugar a las cinco de la tarde de ayer. Acudieron cinco de los nueve presidentes de los tecores de la comarca. En este caso los de Lalín, Silleda, Rodeiro, Farelo y Dozón. A ellos se sumaron el presidente y el secretario de la Federación de Caza de Pontevedra. El encuentro sirvió para aclarar dudas respecto a las medidas en las áreas declaradas de emergencia cinegética temporal, entre las que se incluye la comarca de Deza.

Do Campo trasladó a los asistentes que serán las jefaturas territoriales las que sirvan de enlace para la puesta en marcha de esas medidas a corto y medio plazo que se prevén ejecutar. La semana que viene será publicada la resolución en la que se regulan estas medidas.

Los tecores, apuntó Do Campo , solo tendrán que solicitar permiso de batidas para las jornadas que no se recogen dentro de su plan cinegético anual. Los presidentes de los tecores destacaron que las medidas no incluyen que los cazadores puedan salir individualmente a cazar todos los días sino que se cazará en batidas regladas y solicitando un permiso previo. se establece, apuntan desde la Xunta, una comunicación previa a las jefaturas provinciales con una antelación mínima de 10 días naturales y en el caso de los tecores «só deberán presentar a dita comunicación para poder cazar para o caso daquelas xornadas que non estiveran previstas xa dentro do seu plan cinexético 2019/2020».

Disponibilidad

Para los representantes de los tecores, la medida adoptada por la Xunta tiene algunas lagunas. Unos prefieren esperar a que salga publicada la resolución para analizarla minuciosamente. Una de las cuestiones que se plantean desde los tecores es si van a tener gente disponible para realizar batidas durante las jornadas laborables. Recuerdan que las batidas tienen que ser de grupos de ocho cazadores con perros y alguno añadía que un grupo no es suficiente y que en este tipo de actuaciones es necesario contar con más gente, destacando que la disponibilidad de los cazadores es escasa por cuestiones laborales y de trabajo.

Lo que sí pidieron a la directora xeral es que el próximo año las medidas de control de jabalí se inicien mucho antes, en julio o a principios de agosto. El presidente de la sociedad de caza de Lalín, Julio Mariño, criticó una medida que le parece «desproporcionada» apuntando que «o dano xa está feito». Considera que esas medidas a estas alturas no van a dar resultado y que una buena medida sería la alimentación alternativa.

Mariño y otros representantes de la zona coincidieron en la demanda de medios para desbrozar considerando que es vital la limpieza del monte. En este sentido, la directora xeral volvió a demandar la colaboración de los concellos y de la Diputación para que se impliquen «nas medidas informativas e preventivas de xestión da biomasa forestal e de control das zonas de maleza». Recordó que las zonas de maleza incontroladas son idóneas para la cría y el asentamiento de los jabalíes y es allí donde encuentran refugio. Unas zonas que, muchas veces, indican, están muy cerca de las zonas de producción agrícola o urbana, lo que propicia la incursión de estos animales en busca de alimento.

Firmas de Unións

Por su parte, este jueves por la mañana Unións Agrarias-UPA registraba en el Parlamento gallego las más de 6.500 firmas recogidas en os últimos 25 días en sus oficinas. Con ellas quieren instar a la Xunta a asumir la gestión del jabalí. E, ese sentido, Roberto García, señalaba que «polo momento quedámonos co éxito de que a nosa iniciativa xa teña forzado ao goberno galego a recoñecer a existencia dun problema que ata agora obviaba».

Simplificación de trámites y captura de ejemplares mediante jaulas

Algunos representantes de los tecores dezanos echaron en falta que la reunión no fuera convocada antes y que en vez de informarles cuando ya estaba todo decidido se les dejase participar y opinar antes, para así tener la oportunidad de realizar aportaciones, o dar su visión.