Lalín mantendrá hasta As Dores el cierre del centro los fines de semana

Los cortes se iniciarán el sábado a las 15 horas y se prolongarán hasta la noche del domingo; la cancilla se sustituirá por vallas y más tarde por pivotes automáticos


Lalín / la voz

El gobierno de Lalín dio a conocer ayer las conclusiones de la reunión que la noche del jueves llenó la sala de prensa con comerciantes y vecinos de las calles Principal, Loriga, Calvo Garra, Praza da Igrexa y primer tramo de la Colón. El alcalde, José Crespo, que el sentir mayoritario de los presentes pasa por retirar la actual cancilla, asegurando que así será porque fue una promesa electoral con la que concurrió el PP a los comicios de mayo. Esa retirada no significa el adiós a la peatonalización del centro urbano en fines de semana, si bien con matices: menos horas, y vinculada al verano y eventos puntuales.

De esta forma, el cierre será en los meses de julio, agosto y en septiembre hasta las fiestas de As Dores. Será los sábados a partir de las 15 horas, para permitir la actividad comercial por la mañana con tránsito de vehículos, y hasta el domingo por la noche. Fuera de ese período veraniego, las calles estarán abiertas también en fines de semana excepto en fechas puntuales que aconsejen el corte, como con eventos del Mes do Cocido o actividades culturales, deportivas o de motor que lo requieran.

Apoyo mayoritario

Crespo Iglesias aseguró que esta propuesta del gobierno gozó del apoyo mayoritario de los presentes, «aos que lles pareceu razoable», pero sin existir una unanimidad que admite es prácticamente inalcanzables cuando se habla de peatonalizaciones. El alcalde apunta que la cancilla se sustituirá en el futuro por pivotes automáticos ?financiados con la Edusi?, que permitirán su accionamiento desde el Concello, y su bajada por parte de Policía Local, ambulancias o usuarios para acceder a garajes. Pero ese modelo idóneo estará precedido por meses de provisionalidad en que el último tramo de Principal y Loriga se cerrarán con vallas, de forma similar a como se hizo hasta la fecha en la calle Rosalía de Castro. El punto de cierre será el mismo que la ubicación de la cancilla.

En la reunión con los vecinos también se escucharon opiniones para hacer Monte Faro de bajada, ya que funcionaría además de acceso directo al párking público, que se hará gratuito al 100 %.

Previsión de hacer Calvo Garra de bajada, con extensión así de la zona peatonal

Otra cuestión abordada en la reunión fue hacer Calvo Garra de bajada. Según Crespo, es la opción preferida de comerciantes y vecinos y del propio gobierno, aunque encuentra varios inconvenientes: debería cambiarse el lado actual de los aparcamientos, para situar los contenedores a la derecha ?único lateral por el que puede recogerlos el camión?. Y en las jornadas de cierre al tráfico del centro, estaría prohibido circular desde el cruce de A Morena y desde la Fonte dos Cabalos: los pivotes automáticos estarían ya allí, ampliando el área peatonalizada de Lalín.

En todo caso, la decisión no es para ahora: durante las obras en el centro, se mantendrá de subida para dar paso al tráfico. El gobierno estudiará soluciones para hacerla de bajada.

La humanización de Loriga estará lista para el verano del 2020, Principal deberá esperar

Crespo explicó que la humanización prevista de Principal y Loriga con fondos Edusi no podrá acometerse en su integridad. Aseguró que el Concello había cifrado en 420.000 euros la ejecución del proyecto ?que costó 27.000 euros, y 2.000 el topográfico?, pero una vez redactado el proyecto definitivo el coste estimado se dispara a 1.306.186 euros. El error en el cálculo obligaría al Concello a suplementar la obra con 885.330 euros de fondos propios, «e non estamos dispostos» advirtió. Porque recordó que el Edusi invertirá ya en torno al 90 % en el casco urbano, pero si los cálculos erróneos obligan al Concello a muy cuantiosas aportaciones se quedará sin fondos para acometer obras en el rural. Y el gobierno local pretende repartir al 50 % sus inversiones en rural y urbano.

¿Cuál es la decisión? Se acometerá en una primera fase Loriga, desde el cruce con Laxeiro al Quilómetro Cero, que cuesta 908.000 euros: a los 420.000 euros de fondos europeos, las arcas municipales sumarán cerca de 500.000. Se dotará a la calle de separación de pluviales y fecales, y nueva red de abastecimiento, que no estaban incluidas. El proyecto mantendrá la plataforma única. La intención es tener listo a final de año todo para ejecutar el proyecto, y empezar a hacerlo tras el Cocido del 2020, con una ejecución de cuatro meses: «A principios do verán de 2020 debería estar», dijo Crespo.

Se complementará con mejoras de iluminación en Principal, pero el resto de esta calle deberá esperar: si la regla de gasto se flexibiliza y el Gobierno central permite más inversión al Concello de Lalín se hará antes. El alcalde dijo que el mismo problema de cálculo a la baja existe en la avenida Xosé Cuíña: el Concello acometerá una primera fase desde la rotonda de Corredoira a la del consistorio. Ese tramo supera en presupuesto al que se había fijado hasta la rotonda de Willy.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Lalín mantendrá hasta As Dores el cierre del centro los fines de semana