La oposición aboca al gobierno de Vila de Cruces en minoría a negociar

El PSOE votó en contra, junto con PP y BNG, de la dedicación para un asesor


Lalín / la Voz

Los votos en contra de populares y nacionalistas, y en el caso de la dedicación para un asesor también de la edila socialista, abocan al gobierno en minoría de Vila de Cruces, presidido por Luis Taboada, de Xuntos Polo Noso Concello, a negociar con la oposición si quiere sacar para adelante la aprobación de dedicaciones para sus concejales. El tema de los sueldos centró el debate en la sesión de organización que se celebró a las 9.00 horas y se prolongó por espacio de unas dos horas. Tanto PP como BNG insistieron en que el gobierno tiene que darse cuenta de que suma cuatro concejales (tres de Xuntos y uno del PSOE) y le achacaron que llegara al pleno sin haber consensuado ninguna propuesta. Una demanda que ya le hacían los últimos días, una vez se conocieron las propuestas de sueldos y que reiteraron ayer.

En el debate de las dedicaciones, votaron en contra los ediles de PP y BNG, excepto un concejal popular que se abstuvo. Se aprobaron las retribuciones por asistencia a órganos colegiados de la corporación, es decir a plenos y comisiones, con unas cantidades que clavaban las que ya había y con las que el BNG discrepaba. Lo mismo pasó con la periodicidad de las sesiones. La propuesta era la misma que ya estaba en vigor en el último mandato con plenos bimensuales los últimos lunes de cada dos meses y a las 9.00 horas. Una cuestión con la que el BNG no estuvo de acuerdo votando en contra. El portavoz del BNG, Álex Fiuza, demandó la posibilidad de que se grabasen los plenos para facilitar labor de la secretaría del Concello y también a los vecinos poder ver el pleno.

En los sueldos, PP y BNG expusieron sus cuentas. Los populares consideran que la diferencia entre el coste de su gobierno y el de Xuntos era solo de 235 euros, pese a que ahora son cuatro concejales y ellos eran nueve. La propuesta del gobierno era una dedicación de 1.971 euros, dos parciales de 1.750, a lo que sumaban 600 euros que calculan percibiría el alcalde por asistir a cuatro juntas de gobierno al mes, a 150 euros cada una y 42,5, la mitad de la asignación por asistir a un pleno, teniendo en cuenta de que se celebran cada dos meses, Sumaban 6.114 euros al frente a los 6.723,82 de los populares proporcionalmente. Xuntos defendió que el ahorro en este mandato en sueldos iba a ser de 240.000 euros, pero la oposición no acabó de entender los argumentos y no lo veía. En cuanto al asesor o jefe de gabinete, Otero proponía que la oposición formase parte del proceso de selección.

Álex Fiuza apuntó que con sus votos intentaron que el grupo de gobierno tuviera coherencia y mantuviera las promesas que hicieron y les recomiendan que «collan un pouco de sentidiño» considerando que «non nos parecen nin lóxicas nin éticas certas cousas». Les piden que «esperten e se den conta de que dependen doutros grupos». No ven ningún cambio y que las propuestas «eran un corta e pega do que tiña o PP». Por parte del PP, Jesús Otero, se quejó de que los llamaran a las 21.30 horas el domingo «para pedir auxilio ós nosos», mientras que antes no les cogían el teléfono. El edil popular, Souto, llegó a proponer que para ahorrar dejaran correr la lista y que entraran jubilados de Xuntos y PSOE para ahorrar.

BNG y PP aprovecharon los ruegos y preguntas para preguntar una larga lista de cuestiones pendientes. El PP preguntó por trámites para atraer a empresas, advirtió de que el contrato del SAF acaba en agosto y preguntó por el comercio local. Taboada respondió que harían gestiones para atraer empresas. Con los comerciantes apuntaron que estaban dando pasos. Trasladaron las quejas de vecinos por posibles obras en fachada sin licencia en casas cerca del consistorio, preguntaron por el expediente de modificación subsidiaria de las normas, por la plaza de conserje para edificios de usos múltiples, por la plaza de tesorería pendiente de cubrir, por Fontao y por la tramitación de una ayuda para el alumbrado de 800.000 euros. Pidieron el cortado de la hierba en el parque de Añobre, el arreglo de una acera en Merza donde cayó una mujer y arreglos en A Carixa denunciando que los servicios estuvieron cerrados el fin de semana. El BNG preguntó cómo iba a financiar los 2.400 euros de ayuda por nacimiento, una revisión de las bases de A Carixa para mejorarlas, por las fiestas y la programación cultural de esta y la ampliación del Auditorio de Merza. Otero aprovechó el pleno para felicitar a la concejala nacionalista, Carlota Salgado, por su reciente maternidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La oposición aboca al gobierno de Vila de Cruces en minoría a negociar