La nueva EEFB pudo frenar la fuga de talento de A Estrada

La escuela estradense se consagra como la cantera con más fichas de las comarcas


La Escola Estrada de Fútbol Base es fruto de la unión de dos clubes históricos de A Estrada, el Callobre CF y el Sporting Estrada. La nueva escuela, que esta temporada cumplía su cuarto año de edad y contaba con 21 equipos, funciona como base del Club Deportivo Estradense, equipo recién ascendido a Tercera División.

A pesar de su corta trayectoria, la EEFB es un club de referencia en la zona (no en vano contaba esta campaña con más de 300 fichas) y tiene equipos asentados en categorías importantes. En juveniles y cadetes, los equipos A cumplían este año su segundo curso en Liga Gallega, donde lograron puestos de media tabla que les permitieron salvarse sin problemas y consagrarse como equipos habituales de la categoría. El primer equipo infantil jugó la fase de ascenso a Liga Gallega, pero un potente Viveiro evitó el ascenso estradense en la primera ronda. El segundo equipo juvenil salvó con apuros la categoría en Primera Autonómica, mientras que sus homólogos cadete e infantil jugaron en Segunda.

Aunque los resultados de los equipos de fútbol 11 son buenos, el coordinador de la Escola ,Marcos Piñeiro Pacheco, señalaba que el objetivo no es ganar ligas ni torneos si no «formar a los niños, porque ganar es gratificante para ellos pero nosotros lo consideramos secundario». Esta máxima se cumple aún más en las categorías de fútbol 8, donde se lograron cuatro títulos de liga.

En alevines y benjamines, la Escola Estrada cuenta con cuatro equipos en cada categoría. En prebenjamines tienen tres equipos, igual que en edad biberón. Según Pacheco, la tendencia de la Escola es aumentar cada año el número de fichas en F-8 pero reducirlas en F-11. Esta reducción entre los niños de más edad se debe posiblemente, en palabras del coordinador estradense, «al aumento de nivel en los conjuntos, lo que hace que muchos chicos marchen para clubes donde puedan jugar más».

Lo que considera positivo es que con la creación de la EEFB se frenó la marcha de jugadores estradenses para clubes con mayor caché. Hace unos años, esta fuga de talento fue una constante y llegó a haber muchos niños de A Estrada en equipos como el Santiago o el Oroso.

El objetivo para esta nueva temporada es, en palabras de Pacheco, «mantener la categoría y crecer».

Bandeira destaca como referente del balompié en Deza entre las féminas

El Bandeira tiene una base que crece a pasos cortos, pero firmes. Después de varios años con toda la escuela casi deshauciada, el año pasado rozaron las 90 fichas. Salvo en infantiles, había un equipo en cada categoría excepto en benjamines, donde había dos. El club destaca por su participación femenina. Además del equipo sénior femenino, la SD Bandeira contaba con filial de féminas en edad cadete, del que formaban parte 13 chicas. Para la próxima campaña, el objetivo es seguir creciendo en número de futbolistas y de plantillas. Toño González, presidente del club, señalaba que «a idea é contar con equipos en todas as categorías, e grazas ós alevíns que suben esperamos poder facer un equipo de infantís que sexa mixto».

La Escuela de Fútbol Silleda tendrá un equipo femenino la próxima campaña

La Escola Fútvol Silleda, que el curso pasado contaba con 90 fichas (casi todas de silledenses), tenía un equipo en todas las categorías, desde biberones a juveniles, excepto en alevines, donde convivían dos equipos.

La mayoría de los equipos de la entidad acabaron sus ligas en mitad de tabla, salvo el equipo juvenil y el infantil. Los primeros, rozaron la promoción de ascenso a Primera Autonómica, al finalizar la campaña en cuarta posición. Por su parte, el equipo infantil logró la mejor clasificación de la temporada para el club al quedar segundo en su grupo, lo que permitió jugar la promoción a Primera. A pesar de no conseguir el ascenso en el play-off, la renuncia de un equipo de la división superior les ofrece la posibilidad de inscribir al equipo en Primera. Pachi, presidenta del club, señalaba que aún no habían tomado una decisión al respecto.

La próxima temporada esperan tener sobre 30 fichas más, gracias a la inminente formación de un equipo femenino, que será de fútbol 8 y contará con niñas en edades infantil y cadete. Además, su trabajo en los colegios de la zona y la campaña de captación realizada en junio seguro que dan buenos resultados.

El Terra de Montes crece despacio debido a la despoblación

La EFB Terra de Montes tiene alrededor de 100 fichas. Casi todos los niños son de Forcarei, pero también hay varios de Cerdedo y Beariz. El declive demográfico de la zona afecta mucho al club: en categoría benjamín y alevín, juegan a fútbol 8 con dos equipos de entre 10 y 12 niños. En infantil y juvenil, la entidad compite en la liga de fútbol sala, porque cada equipo solo tiene 8 jugadores. La única escuadra que juega al F-11 es la de cadetes, a pesar de que solo cuenta con 15 niños, de los cuales dos son infantiles. Según Tino Novoa, presidente del club, la remodelación del campo, que ahora es de tierra, podría motivar la llegada de más niños, del mismo modo que una aplicación informática que están desarrollando para las inscripciones.

Subir a nacional con un 95 % de canteranos, senda para la EF Lalín

La EF Lalín goza de un gran estado de salud, gracias a sus más de 280 fichas. En fútbol 11, el dato más reseñable de la temporada es el magnífico ascenso del juvenil A a Liga Nacional, la categoría más alta de Galicia para esa edad. Este equipo del Lalín, que el próximo año será el único club de la delegación de Santiago en esta división, logró el ascenso con un 95 % de jugadores que pertenecían a la entidad desde etapa prebenjamín. Esto, en unos niveles en los equipos suelen fichar jugadores de otros sitios, es todo un éxito.

A pesar del ascenso a Nacional, no todo fueron buenas noticias en F-11. Por ejemplo, en cadetes, el primer equipo descendió de Liga Gallega, lo que provocó el arrastre del B desde Primera a Segunda Autonómica.

En infantiles hubo otro descenso, el del B a Segunda Autonómica. En este caso, el primer equipo logró de manera holgada la permanencia en Liga Gallega, la máxima categoría en esa edad.

Javi López, coordinador general de la EF Lalín, quitaba importancia a los descensos: «déronse, entre outras cousas, pola idade dos xogadores, a maioría de primeiro ano» y confiaba en que la próxima temporada «ao ter máis experiencia sexan dos equipos máis competitivos das súas categorías». Como no podía ser de otra forma dentro del fútbol formativo, López opina que «os triunfos e derrotas son un aspecto secundario, o que buscamos é formar aos rapaces».

En las categorías de fútbol 8, el equipo dezano contaba la temporada pasada con tres equipos alevines, otros tres benjamines, dos prebenjamines (uno de ellos disputó el campeonato gallego) y un de categoría biberón.

Además, también contaban con dos equipos femeninos, que López espera que se conviertan en tres, el próximo año. Gracias sobre todo a la llegada de más chicas y más niños pequeños que empiecen a jugar, confían dar un salto en el número de fichas.

Durante los próximos días, Javi López y los suyos realizarán una reestructuración en el organigrama de entrenadores, para comenzar la temporada con varias novedades en los cuerpos técnicos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La nueva EEFB pudo frenar la fuga de talento de A Estrada