Juan Lago regresó satisfecho de Göteborg a pesar de su lesión

bieito baliño / j. b. LALÍN / LA VOZ

DEZA

El juvenil del Lalín sufrió molestias en una rodilla y se perdió varios partidos

09 jul 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Juan Enrique Lago, juvenil del Balonmán Lalín, ya regresó a casa tras jugar con los Hispanos Promesas el Campeonato de Europa Open en la ciudad sueca de Göteborg. El lateral derecho del club rojinegro comenzó el Europeo de la menor manera, siendo titular en el debut de su selección y consiguiendo una victoria sobre Georgia por 11 goles de diferencia. Lago también tendría muchos minutos en el segundo partido, en el que la selección dirigida por Patxi Martí sucumbiría 27-31 con la gran sorpresa del torneo, Islas Feroe, que a la postre acabaría alzando el trofeo en una disputada final ante la anfitriona Suecia. En el tercer partido los Hispanos se impusieron a Israel, con el jugador lalinense sobre el campo durante prácticamente toda la segunda parte.

Contra Estonia, a pesar de la aplastante victoria (32-12), Juan Lago tuvo que aguantar un duro varapalo, de esos que a veces acompañan al deporte. Tras una acción fortuita, un choque de un rival contra su rodilla le produjo un esguince lateral externo. La lesión atacó la misma pierna en la que ya sufriera una rotura de menisco el verano pasado, dolencia que le mantuvo apartado de los partidos de su club durante las primeras 12 jornadas de liga. Aunque pudo acabar el choque contra Estonia, el de Lalín sí que sintió mucho dolor al finalizar el mismo, ya en frío. Ahora mismo, Lago está a la espera de que le realicen una resonancia que concrete el alcance real de su lesión, pero se muestra optimista y destaca «el ánimo que me dieron mis compañeros de selección después de la lesión» y por supuesto, también agradece a Patxi Martí, «que me dijo que estuviera tranquilo, porque tendré más oportunidades de volver al combinado nacional».

Después de la dolencia del jugador dezano, los Hispanos Promesas ganaron por la mínima el último partido de grupo a Noruega y en la Main Round cayeron contra Hungría y se impusieron a Bielorrusia e Italia, logrando un meritorio séptimo puesto.