Cartel de completo en el primer curro

Los aloitadores demostraron su fortaleza en una rapa que duró noventa minutos


a estrada / la voz

Volaron las quinientas entradas que ayer se vendían en taquilla para asistir al primer curro del año en Sabucedo. Desde tres horas antes ya se formaron colas en la taquilla, pero dos antes de comenzar la primera lucha entre aloitadores y bestas ya se colgó el cartel de completo. En las gradas de ese circo ancestral en torno a 1.800 almas disfrutaron, sufrieron, sudaron y aplaudieron ese espectáculo mágico en que se convierte la lucha fraternal de los vecinos de esta pequeña aldea estradense y los caballos cuyas crines deben cortar.

A primera hora de la mañana se había realizado una nueva batida, lográndose algún ejemplar más que bajar hasta el cierre de O Castelo. Pocas más de doscientas bestas, una cifra menor que otros años, que fueron conducidas ya por la tarde hasta Sabucedo. Con bastante puntualidad entraban al curro, entre relinchos y las miradas de admiración de los neófitos en esta tradición ancestral. Primeros escarceos entre los garañones, mientras todos ocupaban sus puestos en esa coreografía mamada desde niños por los aloitadores. Saltar, agarrar e inmovilizar mientras las tijeras recortan las sedas de los caballos salvajes.

El primer curro se prolongó durante hora y media sin incidencias de gravedad. Alguna que otra coz que encontraba su destino, algún golpe que solo requirió atención en la propia enfermería de las instalaciones, con algún suspiro de miedo en las gradas. El tiempo quiso acompañar, sin una temperatura asfixiante que permitía disfrutar de esa tensión especial, de esa simbiosis entre hombre y animal. Al final casi todo el mundo pedía algún bis, entre aplausos del público en pie, pero los roqueros de la arena tenían que velar armas y preservar fuerzas para los dos combates en ciernes.

Petición de matrimonio

No faltó tampoco la anécdota simpática de la jornada con una petición de matrimonio antes de actual Tequexetéldere, dentro del curro y antes de la rapa. Hoy volverán de nuevo a saltar a la arena los aloitadores. Para quienes no lleguen con su entrada, paciencia y madrugar por optar a las quinientas finales. La cita será al mediodía en ese lugar mágico que enseñorean los caballos.

Rodrigo Sorogoyen estuvo para analizar un proyecto de cine

Entre el público que ayer disfrutó de la rapa estaba el director de cine, Rodrigo Sorogoyen, junto a miembros de su equipo. Películas como El reino, con la que consiguió siete premios Goya y cinco Feroz le han catapultado al primer plano entre los directores españoles, además de estar nominado este año al Óscar al mejor cortometraje de ficción con Madre. Al parecer acudió a vivir en directo cómo se desarrolla este espectáculo ancestral porque evalúa que al menos parte del mismo se incluya en uno de sus nuevos proyectos cinematográficos. Para ello acudiría a grabar a la rapa el próximo año, según apuntaron algunas fuentes.

Por otra parte, la jornada dominical de hoy se abrirá con el Rapasons a partir de las 11.30 horas, que contará con las actuaciones de Rosa Cedrón y Airiños de Caldelas. Tras el segundo curro, serán los Festicultores los que podrán la nota musical a la fiesta antes de comer. Por la tarde, tomará el relevo una foliada a partir de las 15.30 horas. Contará con la participación de Oradalalou, Pandereteiras do Val de Quireza , Con Foula, Pablo Díaz y De Vacas, además del grupo Os Carunchos. El colofón a la jornada en Sabucedo lo pondrá la verbena nocturna, con las orquestas New York y Miramar sobre el escenario hasta la madrugada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cartel de completo en el primer curro