La caída de público enturbió el buen balance deportivo del Cocido

Destacó el respaldo a la categoría Legend, en una edición con seguridad diez


Lalín / la voz

A la escudería Lalín Deza le tocará analizar estos días las posibles causas de la caída de espectadores en esta última edición del Rali do Cocido. Máxime cuando en el 2020 celebrará sus bodas de plata. El retraso a junio, metida entre citas como las de Narón, Ourense o Portugal, parece haber desalentado a los aficionados, algunos también a que celebrarlo con buenas condiciones meteorológicas resta emoción a la prueba. El coordinador de seguridad, Álex Moure, apostaba ayer por abril como mejores fechas, opción que se había manejado este año pero la Semana Santa truncó esa opción.

Para Moure, las condiciones de este año fueron las ideales en cuanto al tiempo para disputar el rali y garantizar la seguridad de los pilotos. «Teremos que pensar pero non axudaron as datas, aunque houbo público pero non foi tanta a caída porque estaba mellor colocado nas zonas habilitadas», explicó. Una reducción de aficionados que sí se contrastaba en el tránsito entre tramos.

Respecto al balance deportivo y de seguridad, para Moure «non hai nada máis que pedir» con la única neutralización de un tramo en Silleda por un accidente, algo consustancial con un rali. Funcionó la medida de colocar pivotes en zonas de curva para evitar suciedad sobre el asfalto, algo agradecido por los pilotos al poder pisar a fondo sin riesgo de patinar, por lo que será una medida a repetir. El uso de drones para el seguimiento de la carrera también resultó positivo, mejorándose así el control de público y de los vehículos en competición. Moure destacó la aceptación de la categoría Legend y confía en asentarla en el futuro, con más inscritos.

Victorias de José Canda y Javier BesadaPositivos por alcohol y drogas

El corredor dezano enrolado en las filas del Atletismo Arenteiro, José Canda, se impuso en la Nocturna Estradense sobre la distancia de ocho kilómetros, seguido por Abel Barros y Vicente Pombal, mientras en féminas el triunfo lo conseguía Begoña Domínguez, compañera de club del ganador masculino, seguida por Ángeles Iglesias y Nuria Álvarez. Mientras, en la distancia de cuatro kilómetros se impuso Javier Besada, del club local San Paio, seguido por Efrén Capelo y Francisco José Cuenca; y en féminas, el triunfo lo obtenía Montserrat Silva, seguida por Lorena Areán y Janet Flores. Hubo también competición en el resto de categorías en una prueba que contó con la participación de más de cuatrocientos corredores.

La celebración del Rali do Cocido motivó que el destacamento de Tráfico de Lalín, con apoyo del subsector de Tráfico de Pontevedra, estableciese el pasado sábado un dispositivo especial de 7.00 a 23.00 horas para dar visibilidad a la prevención de la seguridad vial. Realizaron en total 273 pruebas de alcoholemia, con cuatro conductores que circulaban con una tasa superior a la permitida y fueron denunciados administrativamente. Mientras, de los conductores a los que se realizó el test salival por posible consumo de drogas, hubo dos casos positivos, también denunciados. En los controles de velocidad, se detectaron 82 vehículos que infringían la normativa y hubo 18 casos de otros tipos de infracciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La caída de público enturbió el buen balance deportivo del Cocido