El Laro se quedó por segunda vez sin Copa do Sar en los penaltis

El árbitro anuló un gol a Jagoba por tocar el balón con la mano, algo que niega


Lalín / la voz

Segunda final consecutiva para el Laro en la Copa do Sar, segunda vez que se quedan con la miel en los labios. Si ante el Sigüeiro cayeron en la prórroga, frente a Zona Vella la derrota llegó en la lotería de la tanda de penaltis tras concluir partido y los treinta minutos añadidos sin goles. Los silledenses contaron además con el factor cancha su favor, con las gradas del Novo Campo de A Estrada llenas de público principalmente dezano. Un choque donde además el Laro gozó de más ocasiones que su rival y con una jugada que pudo dar un giro a la final. El colegiado anulaba en la primera parte un tanto a Jagoba por mano, algo que el jugador negó que se hubiese producido, según explicaba ayer su entrenador, Estrella.

«Eu estaba moi lonxe da xogada, no lado oposto, pero o meu futbolista dixo que non tocou o balón coas mans en ningún momento», apuntaba el técnico del Laro. Jagoba remataba un balón que interceptaba en una gran parada el guardameta de Zona Vella, pero el rechace despejado por un defensa rebota en el atacante silledense para acabar en la red. Estaba con los brazos abierto pero, según explicó el futbolista, no le llega a tocar en ninguno de ellos sino en el cuerpo. Ponerse por delante en el marcador podría haber cambiado el devenir del encuentro, puesto que el rival debería abrir líneas y podía aprovecharse algún contragolpe para sentenciar.

La final fue el típico partido donde ninguno de los dos equipos quería ofrecer ventaja al rival, minimizando posibles errores y con mucho juego en el centro del campo, casi sin profundidad ante la portería contraria. Además, las grandes dimensiones del terreno estradense supuso un lastre para dos clubes de fútbol aficionado donde la exigencia a nivel de entrenamientos y preparación física no alcanza, más al final de temporada, para estar al 100 %. «Non estamos acostumados a adestrar para partidos de 120 minutos, o pagamos os dous equipos e co paso dos minutos foi decaendo o xogo e na prórroga estabas pensando en que chegasen os penaltis porque estaban moi cansos», incidía Estrella.

Respecto al partido, el técnico del equipo silledense incidió en que Zona Vella pese a apostar más por la posesión del balón apenas tuvo ocasiones de gol. La única llegó ya en los últimos minutos en un remate de cabeza que se estrelló en un poste, sin que Cherokee tuviese prácticamente que intervenir. Las oportunidades más claras fueron del Laro, ya que además del gol anulado a Jagoba hubo tres o cuatro más, sobre todo una de Cruces, «pero non soupemos meter ningunha e tocou xogarse a Copa aos penaltis, onde contan os nervios, a sorte; co cansancio é difícil e hai que valorar aos que deciden tirar». «Foi unha mágoa porque había moita xente na grada apoiando e hai que estar agradecidos a todos eles», afirmó ayer Estrella.

Satisfacción por el esfuerzo realizado por el equipo

Estrella se mostró satisfecho por el esfuerzo demostrado por el equipo, al estar muy justo de efectivos para esta final. A ello se sumó que dos jugadores estaban tocados y tuvieron que ser sustituidos. Lamentó haber sumado la segunda final perdida aunque puso en valor que un conjunto de Segunda Autonómica como el Laro llegase al partido decisivo, en una Copa do Sar donde hay conjuntos de Primera y también de la misma categoría pero con más potencial y presupuesto. «Temos que quedarnos con iso, con haber podido loitar de novo polo premio e esperan que haxa máis ocasións para logralo», sentenció el entrenador.

Desde la directiva del club también quisieron agradecer ayer al público que se desplazó hasta A Estrada, no solo de Laro sino desde otros puntos del municipio y del resto de Deza, para apoyar al equipo en la final. Aficionados que no pararon de animar y aplaudir, que rondaron los cuatrocientos. Lamentaba la junta no haber rubricado con el trofeo de ganadores ese respaldo, aunque ensalzaron la entrega de sus jugadores sobre el césped, pero faltó fortuna en el cara o cruz de los penaltis.

En A Estrada fue el presidente de la Real Federación Galega de Fútbol, Rafael Louzán, quien se encargó de entregar la copa de vencedor al Zona Vella, además de la de subcampeón al Laro. Una jornada dominical con buen ambiente en las gradas aunque con menos fútbol del esperado sobre el césped.

Estrella no seguirá

En otro orden de cosas y aunque no abordaron esa cuestión, Estrella no continuará entrenando al Laro la próxima temporada. Recordaba ayer que su presencia era coyuntural, al disponer de forma puntual de algo más de tiempo, lo que le llevó a aceptar la oferta del club silledense cuando hace unos cuatro meses Román se marchaba para irse al Monterroso. Pero esas circunstancias no continuarían en la próxima campaña, lo que prácticamente le impediría entre semana acudir a los entrenamientos. Por todo ello el técnico declinará una posible oferta desde la directiva del Laro para seguir en la liga 2019-2020. «Cando nos podes estar nos adestramentos, nin estar ao 100 %, é mellor directamente non estar», sentenciaba.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Laro se quedó por segunda vez sin Copa do Sar en los penaltis