«La colección de fiesta forma parte de mi versátil proceso creativo»

Estilista de moda, trabaja en televisión, confecciona tocados y ahora presenta colección


lalín / la voz

La moda sedujo a Isabel Fernández Vilar (Moneixas, Lalín) desde bien joven mientras que el mundo de la sombrerería siempre suscitó en ella una honda fascinación. Estudió diseño de moda y estilismo, trabajó como diseñadora de moda para grandes del sector en Galicia, creó su propia marca de moda Lelén Headpieces para dar salida a una amplia gama de tocados y ahora acaba de sacar su primera colección de moda de fiesta.

-¿En qué momento comienza a trabajar en esta colección?

-Llevo un tiempo haciendo diseño a medida, y lo de la colección vino después de que una amiga me pidiese que le hiciese su vestido de novia. De ahí me fueron solicitando más prendas de fiesta y en ese momento fue cuando me planteé hacer una colección. Me empujó también el hecho de que una presentadora de televisión me encargara un vestido para lucir en los Premios Mestre Mateo, vi los modelos que allí se mostraron... pensé que hacía falta una colección bien elaborada.

-La primera colección, de fiesta y para mujer.

-Si es una colección pequeña que sale con mi marca: Lelén. Lo cierto es que necesitaba sacar una colección de fiesta, de diseño y con unos patrones muy trabajados. Digamos que forma parte del proceso creativo versátil en el que estoy envuelta, es una consecución normal a lo que estoy haciendo, es el culmen de un proceso de diseño y creación.

-¿Qué fue lo más dificultoso?

-La compra de tejidos. No la adquisición, sino hallar proveedores dispuestos a venderte pequeñas piezas ya que la gran mayoría trabajan con piezas grandes. Lo demás no fue tan complicado ya que tenía claro que quería una colección de diseño.

-¿Cómo la define?

-Es una colección muy femenina y estilizada que favorece todo tipo de cuerpo. Son seis modelos de fiesta que resaltan la femineidad de la mujer, en marino, rojo, verde, nude,... El vestido rojo de cola es el que más está llamando la atención de las clientas.

-Recientemente realizó un Trunk Show en Lalín, ¿buena acogida?

-La verdad es que suscitó bastante interés. Las clientas pudieron ver la colección y además les brindé asesoramiento en tocados y complementos para fiestas, que era de lo que se trataba. Ahora mismo estoy intentando mover la colección en tiendas pero ya es un poco tarde por el momento en que estamos, con una primavera que casi parece verano.

-¿Su futuro profesional estará centrado desde ahora exclusivamente en diseño a medida?

-Mi intención es embarcarme más hacia el diseño, no en vano es mi profesión, pero tampoco quiero dejar la sombrerería.

-Que fue el comienzo de todo.

-Si. Hice un máster en complementos de moda en la escuela Felicidad Duce de Barcelona y, entre las especialidades posibles, me fui a un posgrado en sombrerería. Posteriormente una amiga me encargó un tocado para una boda y comenzaron a surgir nuevos encargos. En ese momento fue cuando decidí crear la marca Lelén.

-¿Qué es lo más impactante de la sombrerería?

-Personalmente me apasiona la creación artesanal. Un tocado, una pamela definen el look total. Ya comenté en otras ocasiones que el estilismo de una persona se complementa con los accesorios que use. Un vestido no hace el outfit, lo hacen el bolso, un tocado, una pamela o unos guantes. Cierto es que en ocasiones si portas un buen vestido, bien diseñado y con un patronaje perfecto luce por si y no se precisan de complementos para definirlo.

Artesanía. Las piezas son todas 100 % artesanales. Desde el molde del tocado hasta la última puntada se realiza a mano.

Corcho. Las hormas son de dicho material. Emplea el sinamae, una fibra natural, que se tiñe y moldea a base de agua para posteriormente fijarla con una base de cola.

«El gasto depende mucho de la consanguinidad existente entre invitada y novia»

La marca Lelén está en funcionamiento desde el año 2011, aunque Isabel esperó unos años más para dedicarse plenamente a la misma. La demanda creciente de sus creaciones hizo que apostase por ella como un futuro profesional que conjuga con su trabajo en televisión.

-Trabajé para varias productoras como estilista y también diseño vestuario para cine y televisión. Trabajé con Roberto Vilar en varios de sus formatos televisivos y actualmente soy la estilista de Larpeiros y Larpeiros Diplomados de la TVG. Además realicé el vestuario de la cinta «Vigo 1972» del lalinense Emilio J. Fernández, que estuvo nominada como mejor documental. Sigo haciendo cosas en televisión, en todo aquello que me van proponiendo.

-Vestido, complementos... ¿se gasta más o menos ahora en las ceremonias?

-Como buen gallega te digo que depende de quien sea la boda. Si se casa tu hermana o una persona muy próxima no se mira mucho a lo que se gasta pero si hablamos de la quinta amiga de la pandilla que se casa este año ya la cosa cambia. Sin embargo la mayoría de mis clientas buscan mucho diseño a medida y un tocado a juego. El gasto dependerá directamente de la consanguinidad existente entre invitada y novia.

-¿Cuenta con un local abierto al público para atender a la clientela?

-Cuento con un local en el que atiendo con cita previa ya que me gusta la atención personalizada, con una única persona, y esto solamente se logra de esta manera. Estoy muy orgullosa de volver a trabajar con gente muy profesional del sector de la moda en este nuevo proyecto de diseño a medida. Yo me encargo del diseño y un grupo de grandes profesionales del resto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«La colección de fiesta forma parte de mi versátil proceso creativo»