Las matriculaciones descendieron en la zona el 60 % desde el inicio de la crisis

En Deza y Tabeirós se registraron 1.286 vehículos en el 2018 frente a 3.214 en el 2007


lalín / la voz

En plena batalla sobre el futuro del diésel y su supuesta fecha de caducidad mientras la introducción de los eléctricos resulta todavía muy incipiente, la realidad del sector del automóvil en las comarcas no incita todavía a un excesivo optimismo. Así lo demuestran las cifras de matriculaciones ya que el pasado año se registraron 1.286 matriculaciones en Deza y Tabeirós-Terra de Montes, según recoge un reciente informe del Instituto Galego de Estatística (IGE). Una cifra muy alejada del último año previo a la crisis económica, el 2017, cuando fueron 3.214. De esta forma el descenso se sitúa en torno al 60 % en tan solo once años transcurridos.

Si en el global de las matriculaciones se produce esa fuerte caída, en el principal segmento, el de los turismos, también la crisis económica se dejó sentir. En el 2007 se habían matriculado en la zona un total de 1.906 turismos pero solo fueron 972 el pasado año, es decir, hubo un descenso próximo al 50 %. La nota positiva radica en la evolución al alza entre los dos últimos ejercicios. Si en el 2017 fueron 1.220 los vehículos matriculados, el pasado año se subió a 1.286, un modesto crecimiento de 66, algo más del 5 %. Si evaluamos solo el segmento de los turismos, se creció desde 914 a 972, con un incremento por encima del 6 %.

Por comarcas, en Deza se matricularon el pasado año 890 vehículos frente a los 396 de Tabeirós-Terra de Montes, por encima en el caso dezano del 2017, cuando fueron 769, pero por debajo en tierras estradenses, ya que habían sido 451. Mientras, se está muy lejos de los 1.972 vehículos de 2007 en Deza o los 1.242 de Tabeirós-Terra de Montes en ese ejercicio. En cuanto al segmento principal de los turismos, en Deza fueron 684 unidades en el 2018 por las 548 del año anterior, mientras en Tabeirós-Terra de Montes se bajó a 288 por los 366 turismos del 2017. En esta comparativa también con el último año previo a la crisis económica, hay una gran distancia con los 1.096 turismos en tierras dezanas del 2007 o los 810 correspondientes a Tabeirós.

Datos por municipios

Si bajamos a los datos por municipios, el pasado año el mayor volumen de matriculaciones de turismos correspondió a Lalín con 414, que supusieron un fuerte incremento respecto a los 302 del ejercicio anterior, pero lejos todavía de los 518 del 2017. A continuación se situó A Estrada, donde se matricularon 288 turismos en el 2018 con una caída frente a los 317 anteriores. En cuanto al resto de municipios, en Silleda se matricularon 123 turismos el pasado año, quince más que en el 2017 con 108; en Vila de Cruces fueron ochenta, subiendo de los 71 del 2017; en Forcarei hubo un significativo descenso de 21, desde 49 a solo 28 el pasado año; en Rodeiro también se cayó, de 31 a solo 22 en el 2017; en Agolada, se bajó a 29 por los sesenta computados en el ejercicio anterior; y en Dozón se subió de once a dieciséis en la comparativa interanual. El informe del IGE no computa matriculaciones en el municipio de Cerdedo, ni antes ni después de la fusión con Cotobade.

El recorte de las ayudas estatales para la compra de vehículos ha podido tener una cierta incidencia en que no se creciese en exceso entre el 2017 y el 2018 en la matriculación de turismos en las comarcas, a pesar de la fiebre de las rebajas de precios en los diésel a raíz de la pretensión de erradicar este tipo de combustible para automoción en un plazo relativamente corto de tiempo. El horizonte está en el 2040 tanto para su compra como para su matriculación.

Caída en camiones y furgonetas mientras hubo repunte en motocicletas

Respecto a otros segmentos del sector automovilístico, aunque ya con menos protagonismo, hubo una caída en las matriculaciones de camiones y furgonetas en la comparativa interanual. Si el pasado año fueron 147 entre ambas comarcas, en el 2017 fueron siete más, con 154. En Deza se bajó de 110 a 92 y en Tabeirós-Terra de Montes se logró subir de 44 a 55. Donde hubo repunte global en la zona fue en matriculación de motocicletas, al subir de 39 a 56, con 32 en la comarca dezana y 24 en la estradense, frente a los 23 y 16 respectivamente del 2017. Por lo que se refiere a tractores industriales, la cuantía el pasado año en la zona fue de 28 por 31 en el 2017, mientras se bajó de veinte a solo diez en cuanto a los autobuses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las matriculaciones descendieron en la zona el 60 % desde el inicio de la crisis