López niega gestión ilegal de residuos y Medio Ambiente investiga «in situ»

El escombro será tratado en una planta móvil para reaprovechar la parte que se pueda


a estrada / la voz

Técnicos de la Consellería de Medio Ambiente se desplazaron ayer al Concello de A Estrada para investigar los hechos denunciados el viernes por la Asociación Profesional de Recicladores de Residuos de Construcción y Demolición de Galicia (Arcodega). El colectivo asegura que el Concello ha enterrado el 50 % de los escombros generados en las obras de la alameda sin tratamiento previo e incumpliendo la normativa vigente en la materia.

Los técnicos de Medio Ambiente fotografiaron ayer la zona y se reunieron con los técnicos municipales, el alcalde, José López, y el edil de Urbanismo, Alberto Blanco, para conocer los detalles del proyecto. Según explica López, el Concello explicó al detalle el proceso y proporcionó el proyecto de obra y toda la documentación solicitada. No obstante, para la jornada de hoy está prevista una nueva visita de comprobación a pie de obra. Los técnicos de Medio Ambiente recorrerán la zona acompañados por personal técnico del Concello y de la empresa que ejecuta las obras (Copcisa) para estudiar el asunto en detalle. «Tendrán una pala a su disposición para desenterrar lo que quieran y realizar todas las comprobaciones que consideren oportunas», explica José López.

El alcalde asegura que no hay nada que esconder e invita a los responsables de Arcodega y a todo el que tenga dudas sobre este asunto a visitar las obras sobre el terreno para comprobarlo.

«Todo lo contrario. Esta es una obra de referencia en el tema medioambiental. Precisamente lo que queremos hacer es traer aquí una planta móvil de separación de residuos para valorizar lo que se pueda y enviar el resto a una planta autorizada», explica.

Planta móvil en febrero

José López aportó documentación que demuestra que Copcisa subcontrató a la firma Caamaño la gestión de los residuos y que esta notificó el pasado 14 de enero a la Xunta el traslado a la zona de una planta móvil para el tratamiento de los residuos, con la previsión de que esta entrase en servicio del 5 al 8 de febrero.

Según explica el alcalde, tras el picado de la Praza do Concello, el escombro se acumuló originariamente en varias montañas en la zona de la entrada a la alameda y el frente del consistorio. Sin embargo, cuando la empresa comunicó al Concello que la planta móvil machacadora iba a tardar aún unos quince días, el gobierno dio orden de trasladar las montañas de residuos a la parte posterior del Concello. No obstante, desmiente que el material haya sido enterrado, como dice Arcodega. Aclara que la única excepción es el acceso temporal a las obras construido en la calle Iryda, en la esquina con la calle Castelao. Allí se habilitó un acceso provisional a la obra para evitar las complicaciones que supondría hacerlo desde la carretera N-640. Ese acceso para los camiones se hace sobre restos de escombros sin tratar, algo que según López está permitido por la ley, además de ser reversible. «Esa zona después se va a levantar y a tratar con el resto cuando llegue la planta móvil», explica.

Cuando llegue, la planta móvil o machacadora triturará los escombros con el objetivo de separar los elementos metálicos o plásticos. Estos serán enviados para su tratamiento a una planta autorizada, mientras que la piedra y los áridos se usarán como relleno en la propia obra para evitar los costes y la contaminación que supondría desechar estos y traer otros para rellenar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

López niega gestión ilegal de residuos y Medio Ambiente investiga «in situ»