Dos mil kilómetros en las zapatillas

El estradense Carlos Loureiro se declara adicto al senderismo y desde el 2017 hace una media de 900 kilómetros anuales


a estrada / la voz

Carlos Loureiro nunca fue de estar quieto. Ha sido directivo del Callobre de fútbol 17 años y biógrafo y principal difusor de la obra del escritor estradense Manuel García Barros, para el que no se cansa de reivindicar un Día das Letras Galegas. Ha impulsado la publicación de dos de sus obras inéditas -Dos meus recordos y Enredos- y ha reeditado otras, como las celebres Aventuras de Alberte Quiñoi o los Contiños da terra.

Que uno de los institutos de A Estrada lleve el nombre de literato algo tiene que ver también con él que, tras dos años de docencia en Pontevedra, se incorporó al equipo docente del instituto estradense y se quedó en él como profesor de Lingua e Literatura galega 34 años. «Vin pasar polas miñas clases dúas xeracións. Ninguén chegou a dicirme que lle dera clase a seu avó, pero case», comenta feliz. «Boto de menos a docencia porque me gusta e porque ademais o alumnado de aquí é excepcional», cuenta. «Pero quería aproveitar para xubilarme aos 60, porque igual despois cambia a normativa e teño que esperar varios anos máis», explica.

Como era de esperar en su caso, la jubilación no lo ha frenado. Todo lo contrario. Carlos Loureiro, que ya tenía a sus espaldas muchos kilómetros de caminata, se ha hecho adicto ahora al senderismo. Antaño paseaba A Estrada de punta a punta. Ahora lo hace menos. «Agora andar por andar xa me aburre. Antes iamos polo que lle chaman a Ruta do Colesterol, pero aí vas en contacto cos coches. Facendo sendeirismo, en cambio, vas en contacto coa natureza, coñeces sitios novos, ves cousas diferentes e ademais, no meu caso podo practicar a fotografía», explica. «Na miña casa sempre imos tres andar: eu, a miña muller e a Reflex», bromea.

Buena parte de la culpa de que Carlos Loureiro gaste ahora tantas zapatillas es de SendeRuta. «Antes xa faciamos rutas cando iamos de viaxe por aí, porque tanto eu como miña muller non somos de quedarnos tirados tomando o sol, pero agora apuntámonos a todas as que podemos», cuenta.

¿Y cuántos kilómetros le echan al año? Pues muchos. El estradense no lleva la cuenta exacta, pero calcula que las rutas realizadas en el 2017 sumaron 900 kilómetros. En el 2018, la cifra fue similar. Y para este año, puede que superen el récord. De momento tienen en agenda tres parques nacionales -Picos de Europa, Tablas de Daimiel (Cabañeros), Garajonay (La Gomera)-, el Camino de Santiago desde Porto por etapas y los Pirineos franceses en parrilla de salida para agosto.

Solo un lamento

Subir a O Cebreiro con nieve, dejarse impresionar por el Camiño dos Faros o descubrir los secretos del Guadarrama son algunos de sus mejores momentos. Lo que más le molesta: que en Galicia no se sepa sacar partido al interior. «Aquí todo é sol, praia e festas de comer e beber», lamenta.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

Dos mil kilómetros en las zapatillas