Piden el reinicio en Cogal del proceso de elecciones sindicales

Reclaman que se cumpla el laudo arbitral que estimó la impugnación presentada contra UGT y la empresa


Lalín / la Voz

La CIG reclama que se reinicie en Cogal el proceso de elecciones sindicales y que se cumpla lo dictado por el laudo arbitral en el que se estima parcialmente las impugnaciones presentadas por la Intersindical Galega y por Comisiones Obreras demandando la inclusión en el censo electoral de dos trabajadores despedidos y que reclamaron y se corrija la antigüedad de unos 60 trabajadores de la extinta Servicarne. Una antigüedad que pasa a ser de dos meses a un año, atendiendo al dictamen del laudo, lo que les permitiría presentarse a las elecciones. En él se apunta que los trabajadores tienen que tener como mínimo una antigüedad desde el 1 de noviembre de 2017. Los 60 habían sido incluidos por la empresa en el censo de Cogal, que suma 118 trabajadores. De ahí que el árbitro encargado de dirimir el conflicto entendiera que debían estar porque así ya lo hacía constar la empresa,

Xabier Aboi, en representación de la CIG, criticaba ayer las actuaciones de la empresa Cogal y de UGT en este proceso. Acusan a UGT de «venderse por unhas migallas dunhos delegados».

El origen de la reclamación fue supuestas irregularidades denunciadas por Comisiones y CIG en la constitución de la mesa. Aboi y Antón Álvarez Merayo, de la Intersindical Galega, explicaron que fue Comisiones Obras quien convocó las alecciones sindicales. Señala que la constitución de la mesa estaba fijada para un día a las 10.00 horas y que cando llegaron los representantes de la CIG y Comisiones se encontraron con que a las 9.00 horas la empresa y UGT ya la habían constituido y redactado el papel correspondiente.

Aboi critica la forma apuntando que tendrían que estar todos y, sobre todo, Comisiones que, como convocante del proceso, sería el sindicato encargado de constituirla. Apunta que su sorpresa fue ver que en el censo estaba el director general y el presidente de Cogal, mientras que los de la extinta Servicarne solo tenían dos meses de antigüedad. La CIG presentó una reclamación y la mesa y la empresa reconoció que el presidente y el director no podían estar. Se quejan de que los despidos de trabajadores, que figuraban en la lista de Comisiones, tuvieron lugar el día antes de ser convocadas las elecciones. Denuncian que la representante de UGT consideraba que no debían estar cuando, apunta Aboi, «é unha norma básica de todos os sindicatos, de sentencias e laudos, que os traballadores despedidos que reclaman siguen no censo electoral».

Calificó a UGT de «sindicato amarelo» indicando que «non todo vale para coller unhos delegados» acusándolos de «venderse». En este caso son nueve a elegir, siete por especialistas no cualificados y dos por técnicos, Exigen que se cumpla el laudo y que «se fagan as cousas limpamente».

Aboi recordó que en agosto, tras un año de trabajo por parte de la Inspección del Ministerio de Trabajo, se dio de alta a un gran número de trabajadores en toda España que figuraban como cooperativistas, en este caso de Servicarne, que fueron calificados en su día como falsos autónomos.

Proceso judicial

Para Aboi esto es «un método moderno de explotar á xente». La investigación trajo consigo un acta levantada por la inspección de «300 e pico de páxinas, pillando a quen tiñan que pillar e investigando os últimos catro anos». El ministerio obligó a Cogal, en este caso, a dar de alta a todos los trabajadores que figuraban como de Servicarne y que, en palabras de Aboi, «traballaban polo caldo mentras cinco cobraban 800.000 euros ». Las empresas, entre ellas Cogal y Coren, recurrieron estas decisiones y el asunto está en los juzgados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Piden el reinicio en Cogal del proceso de elecciones sindicales