La Fiscalía pidió 15 años para el padastro del joven dezano al que infringió abusos sexuales en la infancia

La defensa del acusado solicitó en la Audiencia su libre absolución o una pena de cuatro años como alternativa


Lalín / la voz

La Fiscalía refrendó ayer en la Audiencia Provincial de Pontevedra su petición de quince años de prisión para el hombre acusado de infringir abusos sexuales y maltrato a su hijastro desde que cumplió los cuatro hasta los trece años, cuando abandonó el domicilio familiar para ingresar en un hogar de acogida. En la presentación de los informes y conclusiones definitivas, el ministerio fiscal también solicitó la prohibición de que el padrastro se acerque a menos de quinientos metros de donde se encuentre el joven o a comunicarse con el durante un período de veinte años. También por vía de responsabilidad civil demanda una indemnización de 60.000 euros por las secuelas psicológicas causadas.

El abogado de la defensa solicitó en sus conclusiones la libre absolución del acusado, que en la vista celebrada el pasado día 16 había negado los hechos imputados. Su letrado planteó como alternativa una condena de solo cuatro años. En unos días se conocerá la decisión del tribunal respecto a un caso que ya tuvo un precedente con una sentencia firme del Juzgado de lo Penal número 2 de Pontevedra, de abril del 2008, donde se condenó al acusado por un delito de malos tratos a veinticuatro meses de prisión, tres años de privación de la patria potestad, tras una denuncia interpuesta en el 2005.

El proceso que actualmente se dirime en la Audiencia se gestó tras una denuncia en abril del 2015 del joven en Barcelona contra su padrastro por esos abusos sexuales durante años. En la vista de la pasada semana negó los hechos que sí había asumido en declaraciones previas a la Guardia Civil y el Juzgado de Instrucción, desdiciéndose con el argumento de que entonces estaba nervioso y tenía miedo. Aseguró que la denuncia se había producido por una venganza.

Por su parte, su hijastro aludió a un permanente situación de violencia, que comenzó a los cuatro años y que se intensificó desde los ocho, con abusos constantes. Su madre y hermanas de la víctima afirmaron no haber sido testigos de esos hechos. La versión de la víctima sí se tildó de «creíble» por un médico y una psicóloga forense del Instituto de Medicina Legal de Cataluña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Fiscalía pidió 15 años para el padastro del joven dezano al que infringió abusos sexuales en la infancia