El PP asegura que el gobierno tardó un año en presentar el proyecto de la rotonda

Sospechan que el documento arqueológico era imprescindible y vinculante para obtener el permiso definitivo de Patrimonio y empezar la obra con total garantía

.

lalín / la voz

El grupo municipal del PP anunció que exigirá responsabilidades políticas por la paralización de las obras de la rotonda de Montserrat en caso de confirmar, como sospechan, que «o proxecto de intervención arqueolóxica era vinculante para o outorgamento da autorización definitiva de Patrominio» y si, como apuntan las fechas ofrecidas por González Casares, tuvo 14 meses para formalizar la entrega del que llamó pequeño documento y no lo hizo en plazo, obligando a los técnicos municipales a paralizar la obra. Unos hechos muy graves según los populares, que apuntan negligencia gestora del teniente de alcalde y que acreditarían que mintió a los vecinos cuando dijo que la obra tenía todos los permisos, extremo que contradice ya el informe recogido en la junta de gobierno local del pasado día 6, acusando al titular de Urbanismo de «desviar a culpa cara a empresa ou cara o arqueólogo e mesmo amagar con culpar a Patrimonio do retraso».

Los populares temen, ante el retraso de Casares en contestar a la solicitud de documentación que le pidieron por urbencia el día 21 sobre el caso, que su versión pública a los medios «está chea de mentiras, enganos e falsedades coas que tentar desviar a responsabilidade da súa nefasta xestión e coas que ocultar que iniciou as obras da rotonda sen dispor do permiso definitivo de Patrimonio». Recuerdan el informe del ingeniero técnico municipal a la junta de gobierno del día 6, que expresa: «Unha vez que se comprobou que aínda estaba en trámite a aprobación do proxecto de arqueoloxía, e non se conta coa comunicación expresa de autorización de Patrimonio».

El grupo popular tiene sospechas muy fundadas, que esperan confirmar cuando consulten el proyecto y la documentación solicitada, de que «o proxecto de intervención arqueolóxica das obras que tiñan que presentar ante a Xunta era condición sine qua non posta por Patrimonio para outorgar o seu permiso defintivo para as obras da rotonda». Y como se registró tras para las obras, y no antes de iniciarlas, «quedaría claro que as obras se iniciaron sen todos os permisos».

El PP dice que si la tramitación de la glorieta se concluyó el 29 de junio del 2017, y el proyecto de intervención arqueológica no se registró hasta mediados de este mes, el teniente de alcalde dejó pasar 14 meses sin tramitar un documento necesario, por lo que lo acusan de desidia y de ser el responsable directo y único de que las obras sigan paradas.

Preguntas al pleno

El PP llevará cerca de una veintena de preguntas al próximo pleno para que Casares dé explicaciones y aclare la «incoherencia» de algunas afirmaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El PP asegura que el gobierno tardó un año en presentar el proyecto de la rotonda