Invasión musical en Agolada

La localidad reúne desde ayer a los 65 participantes del I Encontro da Banda Sinfónica Infantil


Lalín / la Voz

El verano es tiempo de campamentos y de días de convivencia disfrutando del sol, de los deportes, la piscina, los juegos y, en algunos casos, las clases. La oferta es muy variada, pero ninguno tan musical como los que se viven en Agolada. Hace ya tiempo que la localidad se viste de ritmo durante gran parte del mes de julio y este año no es una excepción. Esta vez cambia la denominación y la organización pero no el concepto, que diría Manquiña.

Ayer por la tarde empezaron a llegar los 65 participantes en el I Encontro da Banda Sinfónica Infantil. Tienen entre ocho y dieciséis años y comparten una misma afición: la música.

Entre ellos hay todos los instrumentos que tienen cabida en una banda de música (la mayoría tocan en una) y algunos más.

Compartirán vivencias hasta el día 19 que se cierra el encuentro con un concierto de clausura. Ayer llegaron cargados de maletas, instrumentos y talento. A lo largo de los próximos días les esperan clases, ensayos y mucha, pero que mucha música. El secretario de Política Lingüística, Valentín García, acompañó a su hijo, uno de los participantes en este encuentro. Nilo Jesús García Armas, ex director de la Banda de Agolada y promotor en su día de los primeros campamentos musicales, ejercerá de nuevo de coordinador y anfitrión, Junto a él, cinco monitores más y un completo elenco de docentes.

En los campamentos musicales de Agolada no faltan las camisetas conmemorativas, y este encuentro no es una excepción. Como es la primera edición se optó por el blanco de fondo con las letras en azul, simbolizando la bandera de Galicia.

Los participantes asistirán a lo largo de los próximos días por la mañana a clases de instrumentos. Lo harán por familias: de madera, viento o metal. A estas iniciativas se suman novedades respecto a otros campamentos llevados a cabo otros años como la incorporación de las enseñanzas de coro, a cargo del lalinense Alejandro Piñeiro, director del coro Luis Areán y de percusión africana, con Ibou Ndiaye.

Por la tarde disfrutarán del deporte y de actividades lúdicas, y de 18.00 a 20.00 horas toca ensayo de la banda, para acabar la jornada con un concierto en la Praza do Concello o en el Auditorio, en caso de lluvia. Ayer actuó Quintarian Brass y hoy se subirá al escenario Luis Miguel Mendes Chaves, clarinete solista de la Orquesta Sinfónica de Madrid, que estará acompañado por algunos clarinetistas que participan en el campamento.

También tocará Ibou Ndiaye acompañado de algunos alumnos. Será el martes. El miércoles le toca a Abraham Cupeiro y el jueves, un concierto de la Banda Infantil de la Federación Galega de Bandas pone el punto final a esta experiencia. Una iniciativa organizada por la propia federación con la colaboración de la Xunta que reúne a niños y adolescentes de toda Galicia. No será la única del verano, del 29 al 1 de agosto, se desarrollan las clases y conciertos del Merza Percusión.

Clases de una larga lista de instrumentos, coro y percusión africana

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Invasión musical en Agolada