Una patrulla de patio para vigilar el buen uso de los composteros

El colegio Ramón de Valenzuela participa en un congreso provincial con su proyecto ambiental


lalín / la voz

Inculcar valores desde la más tierna infancia posibilita después una sociedad más concienciada. Por ejemplo en el respeto por el medio ambiente, el reciclaje y el adecuado uso de los recursos que nos ofrece la naturaleza. En el colegio Ramón de Valenzuela de A Bandeira decidieron activar un proyecto vinculado al compostaje que está dando excelentes frutos entre el alumnado y que incluso generó interés para presentarlo en el segundo Congreso de Educación Ambiental que tendrá lugar el día 29 de mayo en el Pazo da Cultura de Pontevedra.

La iniciativa comenzó tras adherirse a un programa puesto en marcha por Sogama que supuso dotar al colegio de tres composteros. El pasado noviembre se ofrecía formación en las aulas a los escolares, implicándose todo el alumnado de Primaria e Infantil. Comenzaba una iniciativa de carácter multidisciplinar para este curso con pretensión de perdurar en el tiempo. Al frente del proyecto está Margarita Faílde, quien explica la distribución de tareas por cursos.

Actividades por curso

Los estudiantes de primero y segundo se encargaron de elaborar cajas de reciclaje de papel, mientras los de tercero elaboraron un anuncio en el blog del centro animando a implicarse con el compostaje. A los de cuarto les tocó elaborar el cartel de la campaña y quinto investigó «o bicherío que xurde nos composteiros e controlan a temperatura», explicó la coordinadora. La fabricación de abonos y su importancia estuvo en manos de los alumnos de sexto. Además se promovió un semillero de pimientos empleando el compost generado en el centro para dar continuidad al proyecto.

Controlar los residuos

Pero quizás destaca la creación de una patrulla de patio, cada semana a cargo de un curso, con una variada lista de tareas. Se encargan desde controlar los restos generados en el centro susceptibles de convertirse en abono, en especial los residuos orgánicos de la cocina u hojas, organizarlos y llevarlos a los composteros. También de vigilar y propiciar la recogida de residuos impropios, con capacidad incluso para multar si alguien comete una infracción y tomar fotografías de toda esa labor. Incluso cuentan con chalecos reflectantes, similares a los obligatorios en los vehículos para cuando alguien debe salir a la calzada, con el distintivo de «patrulla de patio» para hacerse respetar por los compañeros.

La implicación está siendo muy alta por parte del alumnado del CEIP Ramón de Valenzuela, en un proyecto con visos de tener continuidad en el tiempo. El compostaje sin duda se presenta en la sociedad como una alternativa cada vez con más seguidores para el aprovechamiento de residuos y evitar que terminen en el cubo de la basura, dificultando su posterior reciclaje. Pueden encontrar nueva vida transformados en abono.

Congreso en Pontevedra donde dar a conocer este plan multidisciplinar

El Pazo da Cultura de Pontevedra acogerá el próximo martes esa segunda edición del Congreso de Educación Ambiental, promovido por la Diputación de Pontevedra y el Centro de Extensión Universitaria e Divulgación Ambiental de Galicia (CEIDA). El CEIP Ramón de Valenzuela de A Bandeira forma parte de los cuatro colegios participantes, junto a tres de Cambados, Sanxenxo y Vilaboa. A ellos se unen tres institutos, el Luis Seoane de Pontevedra, el San Fermín de Caldas y el de Gondomar.

Serán los alumnos de quinto del centro silledense quienes den a conocer el plan multidisciplinar activado este curso en materia ambiental y compostaje, todo el proyecto puesto en marcha durante estos meses. Los colegios de Primaria e Infantil lo harán en horario matinal el día 29, mientras que por la tarde el Pazo da Cultura pontevedrés conocerá las propuestas de los institutos de Secundaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una patrulla de patio para vigilar el buen uso de los composteros