El justiprecio ratifica los 1,79 millones de las expropiaciones para la alameda

El Jurado considera que los terrenos valen incluso 111.000 euros menos de lo reconocido por el Concello y 5,6 millones menos de lo que reclaman los dueños


a estrada / la voz

El Xurado de Expropiacións de Galicia acaba de ratificar la valoración realizada por los técnicos municipales de los terrenos expropiados para ampliar la alameda estradense. El proyecto expropiatorio del Concello estimaba que el valor conjunto de las parcelas afectadas -que suman 4.671 metros cuadrados- ascendía a 1.794.635 euros. Los propietarios de los terrenos, en cambio, consideraban que el valor real del suelo expropiado alcanzaba los 7.339.283 euros, es decir, 5,5 millones más de lo reconocido por el Concello. Por este motivo, rechazaron la firma del acta de conformidad del proceso expropiatorio y recurrieron al jurado de expropiaciones.

El órgano judicial acaba de emitir su fallo. El acta de acuerdo del jurado da por buena la valoración realizada por el Concello. La administración local, al tomar posesión de los terrenos a finales de diciembre, ya había pagado la parte correspondiente a tres de los propietarios. Había consignado además en una cuenta los fondos para el cuarto de ellos, que ahora podrá disponer del dinero en cualquier momento, acreditando la titularidad de los terrenos.

El gobierno no tendrá que pagar un euro más a los propietarios. Al menos de momento, porque los afectados tienen aún un mes de plazo para presentar recurso potestativo contra el acuerdo del jurado y dos para presentar un recurso contencioso-administrativo.

El jurado, de hecho, hace una valoración de los terrenos aún más a la baja que la del Concello. Considera que el valor real de los terrenos expropiados es de 1.683.038 euros: 111.595 euros menos de lo reconocido y pagado por el Concello. No obstante, según la legislación vigente, el justiprecio final establecido por el jurado nunca puede situarse por debajo de lo reconocido por la administración ni por encima de lo demandado por los propietarios, por lo que los dueños de los terrenos no tendrán que devolver los 111.595 euros de diferencia respecto a la valoración municipal.

Las mayores diferencias entre las valoraciones del Concello y de los propietarios derivaban del cálculo de la edificabilidad y el precio del suelo. El Concello calculó la edificabilidad según la media de las manzanas colindantes, mientras que los interesados lo hicieron tomando como referencia las cinco alturas que estiman que corresponderían en la zona. El Xurado de Expropiacións de Galicia también usó el criterio de las manzanas colindantes para calcular la edificabilidad. La diferencia que hizo que la valoración del jurado resultase inferior a la del Concello es que el Concello hizo una media de la edificabilidad de todas las manzanas del perímetro de la alameda, pero sin incluir esta última. Le salió una edificabilidad de 3,21 metros cuadrados edificables por metro cuadrado de superficie. La tasación final resultó de aplicar a la edificabilidad de la parcela expropiada el precio de mercado, calculado en 113,57 euros por metro cuadrado de superficie construible.

El jurado de justiprecios, en cambio, incluyó para hacer la media de la edificabilidad de la zona la propia parcela de la alameda, que al no ser edificable en el nuevo PXOM rebajó la edificabilidad media a 2,63 metros cuadrados por metro cuadrado de superficie. De ahí que su valoración de los terrenos esté 111.000 euros por debajo de la del Concello.

Las cifras de las expropiaciones, parcela a parcela

Los terrenos expropiados para ampliar la alameda eran propiedad de cuatro familias. Los herederos de Manuel Campos Paseiro eran los dueños de la mayor parte de la superficie: 3.218 de los 4.671 metros cuadrados ocupados forzosamente. Pedían 5.976.254 euros. El Concello les pagó 1.237.310 y el justiprecio valoró su propiedad en 1.154.041 euros.

La Promotora Dosemas tenía 320 metros cuadrados por los que cobró 123.176 euros del Concello. Reclamaban 321.695 euros y el justiprecio estableció 122.828 euros. Por su parte, los herederos de María Hortensia González Cao eran propietarios de 327,6 metros cuadrados que valoraban en 232.130 euros. El Concello les pagó 125.473 y el justiprecio estableció 117.462. Por último, los herederos de José Castro Bouzón tenían 805,2 metros. Pedían 809.204 euros. El Concello valoró la parcela en 308.674 euros y el justiprecio en 288.707.

Reproches a los «agoreros» de la oposición

El alcalde, José López, compareció en rueda de prensa junto al edil de Facenda y Urbanismo, Alberto Blanco, para informar sobre el acuerdo del jurado. López recordó que, tras dos décadas dando vueltas a la ampliación de la alameda, el proyecto al fin será una realidad, aunque «marcada por unha mácula de tristeza». López se refería a la actitud de la oposición en los últimos seis años, que según dijo dio la espalda al proyecto y se centró en sembrar dudas y lanzar «prognósticos agoreiros» que decían que los justiprecios multiplicarían el precio del terreno y el PP dejaría hipotecado el Concello.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El justiprecio ratifica los 1,79 millones de las expropiaciones para la alameda