Unións Agrarias pide apoyo frente a los daños del jabalí ante la siembra del maíz

Quiere que se apliquen de inmediato las reformas fijadas por Medio Ambiente

.

lalín / la voz

Unións Agrarias (UU. AA.) quiere colaboración de los cazadores y de la Consellería de Medio Ambiente para frenar los daños del jabalí ante la inminente campaña de siembra de maíz, y que se aplique de manera inmediata el protocolo modificado por este departamento autonómico. Sitúa Unións el problema en su nivel. «Preocupa da mesma orde de magnitude que o problema do prezo do leite» y «vai comezar a sementeira do millo, principal produción agraria de Galicia».

Considera que las modificaciones de Medio Ambiente en el protocolo de prevención de daños permite agilizar las medidas de control, así como poner en marcha la figura de la «batida preventiva» y no tener que esperar a tener daños para cazar, y va a permitir el uso de luces en las esperas nocturnas.

Significan desde Unións Agrarias que las nuevas normas dejan sin excusa a los Tecor y sociedades de caza que se mostraban reticentes a colaborar al máximo en las zonas afectadas.

Recomienda esta central sindical agraria la coordinación de ganaderos y cazadores a nivel de Tecor o de municipio para programar medidas consensuadas y, además, la Administración debe adoptar una actitud activa en la labor de coordinación de modo que, como ya ocurrió, no se suspendan acciones por agentes forestales antes programadas desde la jefatura provincial.

Además, cuando acabe la campaña de siembra Unións quiere que la Administración y cazadores se sienten con representantes del sector agrario para consensuar reformas en la Lei de Caza de Galicia, que permitan afrontar las medidas precisas para resolver este problema gravísimo de descontrol de la población del jabalí en el medio rural gallego y del control de los daños que producen en explotaciones profesionales y familiares.

Destaca también Unións Agrarias el riego del jabalí también para el trafico rodado, con 1,5 incidentes de trafico diarios en las carreteras gallegas, que además no cubre el seguro básico obligatorio.

UPA reclama un tamaño máximo para granjas de vacuno

El sindicato UPA señala la inquietud de los ganaderos respecto a la regulación del sector que está impulsando el Ministerio de Agricultura. Ya le exigió que corrija la dirección que está tomando el proceso de ordenación. Considera que el principal problema es que no se establece un tamaño máximo para las granjas, lo que pone en peligro a las explotaciones familiares, que constituyen lo más importantes para el tejido económico y social del medio rural.

Se muestra contra las macrogranjas y señala que en el sector porcino si se considera esta variable en la normativa.

Votación
0 votos
Comentarios

Unións Agrarias pide apoyo frente a los daños del jabalí ante la siembra del maíz