Los motores rugen al calor del Cocido

Dos concentraciones de vehículos clásicos y de coches Audi llenaron Lalín y acabaron con festín gastronómico


lalín / la voz

Domingo por la mañana. Uno se levanta despistado y legañoso y ve pasar un Alfa Romeo GTV 2000 de los años setenta. Modelo exclusivo de competición. No se ve todos los días. Luego un Cadillac Seville de la quinta. Y un Renault Alpine amarillo. Espectacular.

No cabe duda. Tal concentración de joyas a golpe de febrero tiene que ser la Ruta de Clásicos do Cocido. El evento organizado por la Escudería Clásicos O Toxo ha batido su propio récord y en su séptima edición ha duplicado la cifra de participantes de la última cita. Así que 120 vehículos con más de treinta años ruedan por Lalín. Un Citroën 15 del 56, un Mercedes 280 de los 60 y muchos clásicos populares -como el Seat 127, el 124 o el Renault 8- hacen volver la vista a los transeúntes.

La comitiva viene con programa cerrado: concentración en la Praza da Igrexa, rutilla hasta la Feira Grande de Melide, chiquita en destino y vuelta por Cruces para meterse en Casa Pablo de A Goleta un buen cocido entre pecho y espalda.

La ruta varía cada año trayecto y restaurante, pero lo que nunca falla es el cocido final, que es la disculpa para juntarse.

Con los clásicos ya en ruta hacia Melide, en Lalín hace acto de presencia un Audi RS5 rojo. Imposible que pase desapercibido.

Poderío Audi

Varios modelos deportivos de alta gama, en rojo, en amarillo o en azul toman las calles. Todos Audi. Es la segunda concentración Cocido de Lalín que organiza el club Audisport Galicia. Esta vez han participado 25 audis y 48 personas que han aprovechado la ocasión para visitar el Muíño de Cuíña y para hacer una ruta con idéntico final que la de los clásicos. Un cocido de los de verdad en el restaurante Polo. Tan convencidos han quedado los participantes con su ruta que ya han fijado fecha para la del 2019. Si nada se tuerce, será el 10 de febrero. Y ya ha quedado reservado hasta el restaurante.

La doble cita convirtió un domingo cualquiera en un domingo lleno de vida. «Está esto de coches ata arriba», constata Víctor Grande, secretario de la escudería O Toxo. Quien se lo haya perdido que no se preocupe. El segundo fin de semana de mayo la escudería estará en la Feira dos Carballiños de Vilatuxe y el 7 de julio se celebrará el Rali de Regularidade Villa de Lalín.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los motores rugen al calor del Cocido