Dejan en el área recreativa de Merza objetos de un ritual esotérico

Manejaron una estatuilla del santo Niño de Atocha y la estampa de Shango, rey del rayo y del trueno


lalín / lA voz

En el área recreativa de A Carixa, en Merza, justo en la zona final donde el río Orza desemboca en el Deza, permanecían depositados en el suelo, en unas rocas y en el propio río, ayer, los restos de un ritual esotérico con numerosos objetos identificativos del acto realizado.

Todo apunta a una plegaria que podría tener como destino benefactor a un niño dado que entre los múltiples elementos aparecen juguetes como coches pequeños aunque el resto de materiales lo sitúan en una plegara más estándar al santo Niño de Atocha de Madrid que cuenta con advocación en España y países como Venezuela, Filipinas o Colombia. Su presencia entre los objetos es de una pequeña estatuilla.

Las plegarias a este santo tienen requisitos que se cumplen en gran medida en A Carixa con los objetos depositados. Una cazuela de barro con muchas monedas de diverso valor en céntimos, y que debió por la apariencia estar bajo el agua, un gran clavo que podía representar un hacha de dos filos, diversos collares que el ritual requiere que sean de cuentas blancas y rojas aunque en este caso también las hay amarillas y diversos objetos más. También hay una bolsa con una caja de cerillas y un bote de miel ...

Pero entre los elementos destaca también una estampa con plegaria a otro referente esotérico, Shango, conocido como rey del rayo y del trueno, habitual en rituales de santerías y ligado a culturas africanas y sudamericanas y a quien se le atribuye en la leyenda que quemó sin querer su casa, esposa e hijos. Países africanos, Brasil y Cuba son referentes importantes para Shango, también castigador de mentirosos, ladrones y malhechores.

En los restos del ritual que pudieron observarse ayer en A Carixa no pudo documentarse que existiera otro de los elementos del ritual esotérico típico, un pergamino o papel doblado con la plegaria realizada.

Formal o anecdótico, serio o burlesco, todos los elementos depositados en el área recreativa se ajustan a un ritual bien planteado que debió celebrare en alguna hora no conocida del domingo o la madrugada del lunes, cuando a primera hora fueron detectados. Por si no tenía encantos suficientes, llega A Carixa esotérica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Dejan en el área recreativa de Merza objetos de un ritual esotérico