Un paraíso natural perdido en Ollares con enorme potencial socioeconómico

El Concello cruceño negocia con la Xunta instalar un coto de pesca de salmón o trucha en la zona del nuevo pantano Cuenta ya con un refugio muy bien acondicionado y con un área recreativa y mirador, en zona de casas de turismo rural


lalín / la voz

Ollares cuelga sobre el Ulla en la ladera cruceña que encajona el río contra la coruñesa de Touro. Estaba ahí antes y sigue después de que, hace cerca de diez años, el agua se abrió espacio con el pantano hidroeléctrico construido, justo dos kilómetros serpenteantes ladera abajo y con bastante deterioro por los temporales desde el núcleo de Ollares.

En el camino de revertir las históricas manifestaciones vecinales frustradas en un beneficio social está el Concello. Entonces consiguió que al lado de la presa se construyera un Aula da Natureza e Refuxio de Pesca, dotación excepcional (128.882 euros de inversión) con unos 150 metros cuadrados, con cuatro habitáculos, agua y luz y cuatro barbacoas (dos aún sin usar) que de momento sirven solo a los vecinos, que también cuidan el entorno desde su inauguración en 2011 en un acto de Concello, Xunta y empresa gestora del embalse, Patrimonio Hidroeléctrico.

Su destino apunta (petición) a ser sede de coto de pesca de salmón o trucha para el que el alcalde, Jesús Otero, escuchó parabienes del delegado Cores Tourís y al que los técnicos de la Xunta vendrán a valorar su viabilidad.

La zona es un paraíso natural perdido para casi todo el mundo. Las posibilidades de pesca del embalse, de la pesquería a pie de presa y del propio Ulla con infraestructura de refugio son, si se gestionan, palanca de desarrollo turístico, refuerzo de todos los asentamientos de turismo rural, reclamo de visitas con poder adquisitivo y referente municipal en una zona donde se cría y mejora el Galo de Curral, donde al paisaje se puede sumar a pocos kilómetros historia y etnografía con el Muíño da Barca, donde apoyados también en un área recreativa-mirador asentado en un promontorio antes del refugio, al que aunque cuidado, sobran ahora xestas y toxos para es función, se podría dar sentido a rutas de primer orden y canalización de visitantes. En el área mirador, con algunas dotaciones, reina una cruz de madera enorme aunque dicen quienes saben de esa historia que es pequeña y que la idea es que acabe siendo grande como la de Brasil.

Ollares enfila mirando al Ulla hacia ser referente turístico si prosperan varias acciones activadas en el Concello. La del coto, con infraestructuras ya hábiles, parece la más viable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un paraíso natural perdido en Ollares con enorme potencial socioeconómico