El año que llegamos a Júpiter y nacía el euro sonaba El Carbonero en Piloño

P. V. LALÍN / LA VOZ

DEZA

El concierto de Castro Urdiales, el mayor reto de la Polifónica de Piloño.
El concierto de Castro Urdiales, el mayor reto de la Polifónica de Piloño.

La Coral Polifónica de Piloño festeja hoy una andadura que suma cuatro lustros

19 sep 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Mientras a nivel galáctico la sonda Galileo entraba en la atmósfera de Júpiter en diciembre de 1995 y a nivel europeo los gobiernos aprobaban el euro como moneda única, en la iglesia cruceña de Piloño, el 25 de ese mes el orfeón Nosa Señora de Hoy-Vas cantaba el tema popular andaluz El Carbonero.

Era la puesta en escena, la primera canción de un grupo de 33 voces en el primer año que había tenido su primer ensayo el 15 de septiembre y le aguardaba un devenir de cuatro lustros que festejan hoy en el CEIP de Piloño.

«Íbamos moi concentrados. Despois fixemos o que pudemos», testimonian de aquella primera interpretación que daría paso a once conciertos en Piloño, dos en al iglesia y once en el colegio, y a más de cincuenta fuera de la parroquia base de la coral con rutas por Galicia, Asturias Cantabria y Portugal.