Un Ferrari conducido temerariamente se hizo notar en la noche lalinense

La Policía Local tramitó denuncia por riesgo para viandantes y personas de las terrazas


Lalín / la voz

Un Ferrari no pasa desapercibido en las calles de Lalín. Pero hay, por si acaso, quien además de circular con el genuino coche por el centro de la capital dezana a medianoche todavía busca mayor protagonismo y se pone a hacer frenadas y aceleraciones bruscas y conducir a gran velocidad por estas vías urbanas.

Y consiguió hacerse notar con claridad. Dos vecinos alertaron a la Policía Local lalinense, a la una menos cuarto de la madrugada de ayer, quejándose de la velocidad a que circulaba y las maniobras del vehículo.

Los agentes municipales no pudieron detener el Ferrari pero si lo localizaron en la calle Luís González Taboada cuando circulaba a la altura del numero quince. No pudieron darle el alto pero si disponer de la información que les permitió activar una denuncia.

Se trata de un Ferrari 458, con matrícula 5268 HXT, que tiene como titular al vecino, S.M.O. de Avión, localidad ourensana donde los vehículos de alta gama son mucho mas frecuentes que en Lalín por el peso en ese municipio de los emigrantes con gran éxito empresarial en México.

La policía consideró un riesgo importante para viandantes y personas situadas en las terrazas la velocidad y las maniobras del Ferrari y la denuncia se formaliza fundamentándola en el hecho de conducir de forma manifiestamente temeraria a gran velocidad por las calles de la villa, realizando aceleraciones y frenadas en la conducción.

Multa de 500 euros y 6 puntos

La denuncia practicada por la Policía Municipal lalinense conlleva una sanción de 500 euros y la retirada de seis puntos del carnet de conducir del conductor del Ferrari.

suceso la policía local no pudo detenerlo pero identificó al titular, de Avión

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Un Ferrari conducido temerariamente se hizo notar en la noche lalinense