Piden variar la línea por la antigua nacional para salvar Casas Vellas

Más de un centenar de personas acudieron a la manifestación de ayer


LaLín / La Voz

Para salvar los dos mil árboles que, calculan, se verán afectados por la línea eléctrica de O Irixo-Lalín en la zona de Catasós la plataforma creada en defensa de las fragas, entre las que se incluye la de Casas Vellas, proponen dos alternativas: una mantener el actual trazado pero subterráneo aunque creen que sería casi imposible porque tendría que pasar bajo el río o variando el trazado pero también subterráneo y otra que se varíe. Plantean, explicaba ayer Manuel Taboada, uno de los afectados y Francisco Pérez Donsión «que la línea pase pola antigua carretera nacional soterrada que nos parece que é o trazado máis rápido, máis sinxelo e no futuro daríanos servizo o polígono industrial de Catasós, co cal teríamos tamén este problema de abastecemento solucionado», indicaban al inicio de la marcha reivindicativa promovida por la asociación Manuel Ferreiro que convocó a más de un centenar de personas.

Creen que Fenosa posiblemente no contempló en su día esa opción «porque a carretera era entón de Fomento e seguramente non quixeron meterse nese problema e logo cando pasou o concello xa tiñan trámites avanzados e non quixeron revertir e iniciar unha nova tramitación», asegura Pérez Donsión.

Los organizadores se mostraban satisfechos con la participación y Pérez Donsión explicaba que «está ben tendo en conta que foi convocada con certa premura».

Los siguientes pasos serán la solicitud de entrevistas a Industria y a Medio Ambiente para, apunta Pérez Donsión, «ver como se permitiu realmente este trazado cando calquier paisano de aquí cando quere cortar un castiñeiro ou un carballo é prácticamente imposible e agora permítese a tala indiscriminada de un montón de exemplares».

Pérez Donsión añade a las consecuencias de esta afección ecológica «as sanitarias por que a liña pasa por lugares onde vive a xente e non sabemos as consecuencias sanitarias que pode ter, pero non é unha líña inerte». El objetivo de la plataforma es hacer todo lo posible para «minimizar o impacto dentro do posible».

Manuel taboada apunta que dirigieron escritos a Industria, a Medio Ambiente y al Concello a quien se dirigieron primero en el 2008 y luego hace «uns cinco meses» se reunieron con el regidor y señala que «dixo que o soterrado era moi caro».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Piden variar la línea por la antigua nacional para salvar Casas Vellas