Pretenden acciones continuas frente a la línea eléctrica que cruza Catasós

Crearán un grupo de trabajo tras la manifestación de mañana contra el tendido que va de Lalín a O Irixo, que supondrá la tala de 2.000 árboles


lalín / la voz

«Non podemos permitirnos o luxo de non facer nada». Así de gráfico se mostraba ayer Francisco Pérez Donsión en la convocatoria ciudadana que buscaba coordinar medidas para intentar frenar la línea eléctrica Lalín-O Irixo, que según aseguró supondrá la tala de más de 2.000 árboles. Solo a la familia de Manuel Taboada corresponden 369, como se constató en un levantamiento de actas previas recién concluido y en el que, según este vecino, «os técnicos que as facían botaban as mans á cabeza» al observar los parajes por donde pasará la línea, que obligan a una tala de fuerte afección ecológica.

A la reunión de ayer acudieron cerca de medio centenar de personas, con representantes de todos los partidos de la oposición municipal, pero no del gobierno de Lalín. Y una de las cuestiones que se expusieron fue la necesidad de implicar al Concello de Lalín en la defensa de este patrimonio natural que la línea dejará severamente dañado. En el encuentro hubo críticas a Crespo, que según Donsión se comprometió hace meses a mediar con Fenosa para tener una reunión, de la que nunca más se ha sabido.

En el encuentro también quedó claro que la situación para intentar una modificación en el cambio de trazado es compleja, y que el tiempo apremia enormemente, porque las máquinas podrían comenzar la tala en cualquier momento.

Manifestación mañana

Por ello, se mantiene la convocatoria de manifestación-marcha para mañana sábado, con partida a las 10.30 horas del local social de Catasós. Y más tarde se creará un grupo de trabajo y coordinación encargado de mantener acciones de oposición a la línea en distintos frentes: hablar con el alcalde José Crespo, con la propia Fenosa y buscar algún resquicio jurídico para tratar de frenar en los tribunales unas consecuencias irreversibles de mantenerse el trazado tal cual está ahora.

También se apuntaba remitir una queja ambiental a la Unión Europea, o evitar contratar con Gas Natural por ser la misma empresa que Fenosa. La paralización de la incineradora de O Irixo es el referente que toman como esperanza en la oposición a esta línea, que varió varias veces su trazado, del que hay constancia «agora que estaquillaron», y que sabe realmente el impacto que tendrá en toda la zona de Catasós.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Pretenden acciones continuas frente a la línea eléctrica que cruza Catasós