De Irlanda a Santiago pasando por el Kilómetro Cero de Lalín

Un grupo de oncólogos y pacientes de Belfast pararon ayer en la capital dezana cubriendo el último tramo del Camino


Lalín / La Voz

Un grupo de peregrinos irlandeses recaló ayer en Lalín de camino a Santiago de Compostela. Vestidos con maillots amarillos con el lema Friends of the cancer center, el grupo lo formaban 21 personas, la mayoría de ellos oncólogos y pacientes de un centro de Belfast. El día 14 empezaron su peregrinación en bicicleta.

Nueve de ellos salieron desde Sevilla el pasado día 14 y el resto se les unió en Salamanca. Ayer se mostraban encantados del viaje y sobre todo de la belleza de los paisajes gallegos. Paul Nolan, que padeció un cáncer, explicaba ayer que el grupo lo integraban médicos oncólogos y algunos pacientes, a los que se añadían algunos peregrinos más, entre ellos «algunos abogados», apuntaba. Entre los viajeros se encuentra también su mujer, que formaba parte del grupo ciclista.

Antonio, que los acompañaba como guía durante todo el viaje, destacaba ayer la buena forma física en la que se encontraban los ciclistas y que hacía que fueran cubriendo kilómetros con facilidad. A media mañana de ayer, sus coloridas camisetas ponían una nota en la Praza da Igrexa de Lalín donde pararon a tomar unos bocadillos y a descansar mientras disfrutaban del sol.

Algo que agradecían especialmente después de varios días de lluvia. Paul Nolan explicaba que estaban encantados con el viaje y apuntaba que «la pena es que mañana (por hoy) ya nos vamos y cogemos el avión para Dublín, y de allí a casa, en la capital de Irlanda del Norte.

En Ourense, varios de ellos pudieron bañarse en las termas, algo que les pareció fascinante, lo mismo que los paisajes que fueron descubriendo en su camino por las tierras de Deza.

Acudir hasta Fisterra

Una vez en Santiago, tres miembros del grupo tenían la intención de completar la peregrinación pedaleando hasta Fisterra para cumplir con la tradición frente al mar.

Paul Nolan señalaba que el camino se les hizo corto y apuntaba que «volveremos porque Galicia es muy hermosa, nos encanta». Un paisaje que les recuerda a Irlanda «pero con más sol que allí». Lo notaban diferencia es también con la lluvia y, después de alguna tormenta sufrida en los últimos días, sentenciaban de que «aquí llueve más fuerte que en Irlanda».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

De Irlanda a Santiago pasando por el Kilómetro Cero de Lalín