Peludos sen Fogar critica la carrera de burros de As Dores

o. p. LALÍN / LA VOZ

DEZA

Localidades como Vilaño, en A Laracha, celebraron durante este verano carreras de burros.
Localidades como Vilaño, en A Laracha, celebraron durante este verano carreras de burros. ana garcía

Expresan las críticas en el propio Facebook de la organización, que niega que se vaya a producir un maltrato a los animales

28 ago 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

La protecta de animales Peludos sen Fogar de Lalín expresó ayer a través de su página de Facebook su total oposición a la organización de la carrera de burros en las fiestas patronales de As Dores. «Creemos que no es necesario utilizar animales de esa forma para divertir a las personas, exponiéndolos a estrés, agotamiento o cansancio entre otras cosas». Añaden que los animales sufren cuando se encuentran en un entorno con ruido, jaleo y mucha gente, que es el objetivo de comisión al organizar la prueba.

Sostienen que en Lalín «hay mucha gente que ya ha expresado su rechazo a esta actividad a través de las redes sociales o comunicándonoslo directamente», por lo que no entienden que no se tengan en cuenta las quejas y se siga adelante con la iniciativa. Por eso desde la protectora abrieron ayer un debate para conocer las opiniones sobre el tema y saber si más gente comparte que «es un atraso en el tiempo celebrar algo así en las fiestas», indicando que hay mil actividades más divertidas sin utilizar a los animales. Desde su página, remiten un enlace a la de organización de As Dores 2014, que suma ya numerosos comentarios críticos.

Desde la organización, insisten en que la carrera no tendrá un carácter competitivo, sino que se trata de divertirse con los burros y con los propios jinetes, indicando que será como un desfile, asegurando que no habrá ningún maltrato a los animales. Admiten el debate público, «con moitos comentarios favorables polo da recuperación dunha actividade moi tradicional das festas de Lalín, e algún que outro desfavorable polo do maltrato animal». Tras solventar las discrepancias por el eslalon y en medio de una tregua con la hostelería, se abre nuevo debate en unas fiestas de As Dores que a pocos están dejando indiferentes.