Los trabajadores despedidos reclaman a Tanemex su deuda

El Juzgado de lo Social declara improcedentes otras dos nuevas bajas y hoy un grupo reclama cantidades adeudadas


Lalín / La Voz

Mientras el administrador concursal de Tanemex busca una salida y la fórmula que permita al hotel Torre do Deza continuar su actividad, los trabajadores despedidos por la firma recuerdan sus deudas y piden que su deuda se tenga en cuenta. Hoy, se celebrará en el Juzgado de lo Social número 4 de Pontevedra un nueva vista en la que se estudiarán las peticiones de unos ocho trabajadores que reclaman el pago de distintas cantidades adeudadas. Entre ellas alguna mensualidad, pero también el cobro pendiente de horas extras y el trabajo desarrollado en festivos. De estos, el abogado laboralista lalinense, José Carlos Calvo Ulloa, representa a seis.

Unas vistas en las que se espera, haya representación del Fondo de Garantía Salarial, al estar la firma en concurso de acreedores, en esta caso en fase de liquidación.

Ayer se conocía una nueva sentencia del mismo juzgado, el Social número cuatro de Pontevedra, que declaraba improcedente el despido de otras dos trabajadores. En este caso se trata de la jefa de recepción y de una camarera de pisos, que fueron despedidas en el mes de diciembre.

El Juzgado considera en el fallo, apunta Calvo Ulloa, que no quedó suficientemente acreditado por parte de la empresa la falta de liquidez para hacer frente el pago de las indemnizaciones de veinte días por año trabajado.

Carlos Calvo recuerda que «el hotel se abrió en el 2010, por lo que estamos hablando de cantidades pequeñas y de indemnizaciones que no son muy elevadas».

Estos nuevos fallos son iguales al emitido ya hace unos meses en el caso de una cocinera, cuyo despido fue declarado también improcedente. Calvo Ulloa representaba a siete trabajadores de los despedidos y considera que el pronunciamiento del juzgado en los cuatro casos restantes tendrá que ser idéntico porque las circunstancias son las mismas.

Recurso de la empresa

En la primera sentencia explica que la empresa recurrió ante la sala de lo Social del TSXG pero al no pagar las tasas correspondientes, alegando que dada la situación de al firma no tenía que abonarlas, el juzgado dio el recurso como no presentado.

El representante de las trabajadoras hace un llamamiento a la empresa y al posible comprador del hotel, a fin de que tenga en cuenta a los trabajadores y a sus deudas como parte acreedora.

Cifra el montante de las cantidades e indemnizaciones pendientes de los trabajadores a los que representa en algo más de 30.000 euros «una cantidad ridícula, teniendo en cuenta las cifras que se mueven». Indica que cuando despidieron a la jefa de recepción y a la camarera de pisos «alegamos que en la caja había una cantidad suficiente para pagarles la indemnización que les correspondía, pero se acogieron a la forma más barata de echarlas y sin pagarles nada».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Los trabajadores despedidos reclaman a Tanemex su deuda