El Colmeiro ganó un premio de la Fundación Fraguas

Rocío Perez Ramos
Rocío Ramos LALÍN / LA VOZ

DEZA

Xosé Fontes y Xoán Carlos Porral recogerán hoy el galardón que financia un proyecto de paisaje, leyendas y toponimia

28 jun 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

El instituto Pintor Colmeiro de Silleda ganó el primer premio, en la categoría de educación Secundaria, del proyecto didáctico de la Fundación Antonio Fraguas, del Museo do Pobo Galego en el noveno año que se convoca. El galardón son siete mil euros destinados a financiar la puesta en marcha del proyecto que presentaron. Hoy, el secretario del instituto, Xosé Fontes y el profesor Xoán Carlos García Porral, se desplazan a Santiago para recoger el premio. Hoy les será entregada la mitad del dinero y el resto, al final del proyecto. Este, presentado por el equipo de Normalización Lingüística del centro, lleva por título A paisaxe lendaria e toponímica do Concello de Silleda.

La iniciativa se desarrollará a lo largo del próximo curso y contará con la participación de los alumnos de la ESO y BAC del instituto silledense y de todos los departamentos del centro.

La idea es también, explica García Porral, demandar colaboración a las asociaciones culturales y de vecinos de la zona, entre ellas las de Graba y Ponte, entre otras.

Parte del presupuesto se destinará a la adquisición de cámaras, grabadoras e Ipad destinadas a ser utilizadas en el trabajo de campo que exigirá a los chavales hablar con los mayores y recoger los nombres de los topónimos de parroquias, lugares y aldeas, de fincas, «penedos, fontes, mámoas, fervenzas, castros e camiños», explica García Porral. El proyecto plantea la recogida de leyendas asociadas a distintos lugares y toda esa información será fijada en el Google Maps en tres capas diferentes y que permitirán también descubrir algo más sobre el origen de cada topónimo. Será, asegura este profesor, un trabajo arduo pero que permitirá a los alumnos conocer algo más de su identidad y sus raíces, a la que vez que evitar que muchos de esos nombres se pierdan con el paso del tiempo, las nuevas generaciones y las concentraciones parcelarias.

A principio de curso, el centro ya planteó a los alumnos que trajeran cada uno diez topónimos. El trabajo incluirá además la edición de una publicación en papel que recogerá todo el trabajo, que incluye también la realización de fotografías y vídeos. El proyecto será también coordinado por Fariña Busto, del Museo do Pobo Galego.