El secretario grabó las supuestas coacciones de López y Blanco

Naveira acusa al alcalde y al edil de Facenda en la querella que ordenó reabrir la Audiencia y por la que ayer declararon dos técnicos locales


a estrada / La Voz

El gobierno estradense vuelve a verse comprometido en los tribunales por grabaciones ocultas de sus conversaciones privadas.

La primera vez fue sorprendido por la grabación de la charla que el extécnico de Deportes del Concello, David Simal, había tenido con el edil de Deportes, Ismael Pena, sobre el presunto amaño de una oposición para cubrir una plaza. Simal ganó la demanda por despido improcedente, pero pese a la grabación la Fiscalía no vio circunstancias constitutivas de delito y archivó la denuncia penal contra el Concello.

El mismo sistema ha sido utilizado por el secretario titular del Concello, José Naveira, para tratar de probar las supuestas coacciones y amenazas del alcalde estradense, José López, y del segundo teniente alcalde y edil de Facenda, Alberto Blanco, en relación con el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) de A Estrada.

Tras varios desencuentros con el gobierno y varias reuniones en las que la tensión fue in crescendo, el técnico llegó a acudir al notario para levantar acta de su testimonio sobre una discusión ocurrida el 2 de octubre del 2012. Según asegura, en ella el alcalde llegó a amenazarlo para que se apartase de la tramitación del plan. En los días posteriores, el secretario grabó una conversación con Alberto Blanco sobre aquella discusión -en la que el edil también había estado presente-, incitándole a que de alguna forma confirmase o reprodujese las manifestaciones de las que él había levantado previamente acta notarial.

«¿Quién te paga, quillo?»

Entre las grabaciones aportadas por el secretario figura además otra en la que basa su acusación contra Alberto Blanco por «allanamiento de despacho profesional». Tras conocer que el secretario había presentado denuncia en la Fiscalía, el edil acudió a su oficina a pedirle explicaciones y el secretario lo invitó a abandonar el despacho, lo que Blanco solo hizo después de concluir sus reproches. La conversación también está grabada. Lo están también las palabras del edil al secretario tras acabar el polémico pleno de aprobación del PXOM -«¿Quién te paga, quillo?», le dijo-, en las que el secretario ve delito de calumnia.

Todas las grabaciones han sido aportadas como pruebas en el transcurso del proceso judicial contra el Concello abierto por el secretario.

Naveira había presentado en octubre del 2012 una denuncia en la Fiscalía por supuestas coacciones y amenazas del alcalde y el edil para obligarle a cambiar su criterio sobre la necesidad de una nueva exposición pública del PXOM. El fiscal tomó declaración a las partes, pero finalmente acordó el archivo y sobreseimiento de la causa por no encontrar hechos constitutivos de delito. El fiscal entiende que el gobierno dio libertad al secretario municipal para gestionar el PXOM de forma que los cambios introducidos no fuesen sustanciales y su aprobación se pudiese agilizar, sin ir a una nueva exposición pública. Considera que en los denunciados no hay más interés que el general en la aprobación urgente del PXOM. Indica que la falta de control del trabajo del secretario por parte del gobierno determina la falta de un dolo específico en el interés del alcalde, «cuya única motivación era la inmediata aprobación del Plan, pero desde luego sin que conste su intencionalidad de favorecer unos u otros intereses subyacentes.

La Fiscalía no vio amenazas

El fiscal concluye además que, aunque el tono empleado en las reuniones gobierno-secretario «superó los límites que podrían esperarse de los órganos municipales», no se puede hablar de la existencia de amenazas.

Votación
7 votos

El secretario grabó las supuestas coacciones de López y Blanco