Jesús Mayo, hijo adoptivo de San Xiao de Vea y Baloira


1Seiscientas personas arroparon ayer al sacerdote estradense Jesús Mayo en el reconocimiento a sus cincuenta años como párroco y dinamizador de las parroquias de San Xiao de Vea y Baloira. El acto arrancó con una misa cantada. Tras la celebración religiosa actuó el grupo Tamparrantán y se lanzaron 50 bombas de palenque, una por cada año compartido entre el sacerdote y sus feligreses. Los vecinos quisieron dejar claro su agradecimiento a la dedicación de Jesús Mayo nombrándole hijo adoptivo de San Xiao de Vea y Baloira. Saben que el título es inventado, pero están seguros de que el párroco lo agradecerá como si fuese real. La celebración culminó con una merienda-cena de confraternidad por cortesía del homenajeado.

Un gallo con espíritu aventurero

2La compañía madrileña La Canica Teatro puso en escena ayer en el teatro Principal la obra El gallo de las veletas, una poética reflexión protagonizada por un gallo que un día se decidió a ir más allá de su corral.

A pie al Castro de Arcos

3 Una veintena de personas aprovecharon ayer el festivo para hacer senderismo y descubrir la hermosa panorámica que se observa desde el Castro de Arcos.

Capital del agility

4El estadio de A Baiuca acogió las pruebas de la Liga Ibérica de Agility organizadas por el Club Agility Compostela, que por tercera vez ha optado por A Estrada como sede. Participaron 38 perros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Jesús Mayo, hijo adoptivo de San Xiao de Vea y Baloira