La línea de alta tensión de Lalín a O Irixo debe cambiar el trazado

La medida busca preservar espacios naturales y el castro de Catasós


lalín / la voz

La puesta en marcha de la línea de alta tensión que unirá O Irixo y Lalín, para garantizar el suministro eléctrico en el municipio dezano en caso de problemas con la conexión de Chantada, debe todavía sortear algunos obstáculos antes de su tramitación definitiva. Entre ellos la presentación de varios modificados al trazado inicial, algunos ya cursados, relativos a salvaguardar un cruce la Vía da Prata y espacios naturales. Otro cambio se está tramitando en la actualidad para proteger el castro de Catasós.

La situación del proyecto eléctrico se analizó ayer en una reunión mantenida por el delegado territorial de la Xunta, José Manuel Cores Tourís, con el alcalde de Lalín, José Crespo, en la que también participó el jefe territorial de Economía e Industria, Ignacio Rial. La línea de alta tensión se encuentra en su fase inicial de tramitación en espera de esos modificados de trazado.

Además, está pendiente la aprobación del proyecto sectorial, según explicó Cores Tourís al regidor. Ese será el último paso para que la Xunta «poida resolver a autorización administrativa, a aprobación do proxecto de execuión e a declaración de utilidade pública da liña, xa que xa superou a declaración de impacto ambiental o pasa mes de abril», según informó el delegado territorial de la Xunta.

La tardanza en la autorización del proyecto puede trastocar los planes previstos por Unión Fenosa Distribución SA Galicia. En sus planes de inversión para el período 2012-2015 incluía una inversión de 4,6 millones de euros para ejecutar la línea de alta tensión O Irixo-Lalín, que atravesará también Dozón y que cuenta con una longitud de 21.708 metros. La compañía eléctrica pretendía ejecutar durante el 2013 estos trabajos -incluso ya había partida de 342.923 euros en el 2012, pendiente de materializar- y todo apunta a que se dilatarán los plazos.

La autorización de la nueva línea de alta tensión implicará después una renovación de la subestación de Lalín con la instalación de un nuevo parque de 132 kilovoltios, en sustitución del actual de 66 kilovoltiso y también una repotenciación de la actual línea de Chantada, de 66 a 132 kilovoltios. Otra de las actuaciones requeridas será la sustitución de los actuales transformadores por dos nuevos de 132/20 kilovoltios de 30 MVA, incrementando la potencia instalada de 50 a 60 MVA.

La gestación del proyecto se dilata ya en el tiempo, pues en el 2007 se hablaba del inminente inicio de los trabajos y todavía se encuentran en fase de tramitación. Una línea de alta tensión con la que se persigue evitar los cortes de luz cuando hay problemas con la de Chantada.

4.617.286 ?

Inversión en el 2013

Unión Fenosa Distribución SA Galicia tiene 4,6 millones previstos este año para la línea.

21.708 metros

Kilómetros de longitud

La nueva línea de alta tensión entre O Irixo y Lalín, por Dozón, medirá más de 21 kilómetros.

132 kilovoltios

Potencia

La potencia será de 132 kilovoltios, frente a 66 de la línea que suministra desde Chantada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La línea de alta tensión de Lalín a O Irixo debe cambiar el trazado