«El pueblo de mi novela es Arnois en un guiño hacia A Estrada»

La obra de la periodista estradense se traducirá a 6 idiomas en 70 países

Natalia Sanmartín escribió la novela en su tiempo libre.
Natalia Sanmartín escribió la novela en su tiempo libre.

a estrada / la voz

Es la autora del éxito literario del momento: El despertar de la señorita Prim, que agota su primera edición y prepara su lanzamiento en seis idiomas y 70 países. Natalia Sanmartín Fenollera (A Estrada, 1970), jefa de opinión de Cinco Días, confiesa que escribió su obra «entre la prima de riesgo y el rescate bancario».

-¿Alguna vez había pensado en escribir ficción?

-Yo siempre, desde pequeña, escribía ya cuentos. Pero sobre todo soy una lectora, lo mío es leer más que escribir. Supongo que cuando lees mucho, y encima con mi trabajo en el que escribo diariamente, siempre tienes ahí un poco la sensación de que te gustaría hacerlo alguna vez. Pero no me puse a ello hasta hace un par de años; con el trabajo tan intenso que tengo, escribí la señorita Prim en fines de semana y vacaciones, por eso han sido dos años.

-¿Cómo se gestó esta novela?

-Yo quería escribir una historia sobre el valor de las cosas pequeñas, sencillas, sobre la idea de que hemos llegado a un momento en que nos hemos instalado en un estilo de vida que muchas personas, muy diferentes, tenemos la sensación de que hay algo que no funciona. En general, cuando eso ocurre tendemos a hacer tabla rasa y a decir ?hay que buscar una solución nueva?. Y yo quería contar otro punto de vista, hablar de que quizá muchas veces las soluciones no están delante, sino a lo mejor están detrás. Hay que pararse un poco, reflexionar y mirar hacia atrás, hacer este ejercicio en este camino hacia al progreso, que nos ha traído cosas muy buenas y que hay que valorar mucho, quería reflexionar sobre la idea de que hemos perdido también muchas cosas. Sobre todo el tiempo para poder pensar y para poder llevar una vida a una escala más humana, menos vertiginosa.

-¿Cómo plasmó esa idea?

-Creé dos personajes un poco antitéticos: la señorita Prim, que representa el mundo moderno, una mujer académicamente muy preparada, con las ideas muy claras, cierta rigidez, y que llega a un pueblecito a trabajar con un hombre que es lo contrario a ella, que ama la tradición, que valora mucho la razón frente a ella, que es muy pasional. Este pueblo es una colonia de resistentes frente a la modernidad, y ese choque la va cambiando.

-Y el pueblo de su novela, de claras evocaciones estradenses: San Irineo de Arnois.

-Ahí hay un guiño a lo estradense, porque aparte de haber nacido en A Estrada, mis abuelos maternos tenían una casa en Arnois, que además es una palabra que suena francesa, y cumple lo que buscaba de situarlo un poco en el centro de Europa, de hecho en la novela parece que está en el norte de Francia. Porque el pueblo representa la tradición europea, con buenos vecinos, familias sólidas, cortesía, con artesanos, profesionales, podría ubicarse en cualquier lugar de Europa.

-¿Qué vinculación mantiene con A Estrada?.

-Tengo una vinculación sentimental muy fuerte, siempre dejo muy claro que nací en A Estrada. Me fui cuando tenía 17 años para A Coruña, por razones de trabajo de mi padre, y allí están mis padres y hermanos. Vivo en Madrid, y cuando voy a Galicia, al menos una vez al mes, voy a A Coruña, y alguna vez a A Estrada, donde tengo familia cercana, y en ese sentido sigo unida.

natalia sanmartín fenollera autora de «el despertar de la señorita prim»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

«El pueblo de mi novela es Arnois en un guiño hacia A Estrada»