La lluvia no pudo con los zombis

Un desfile espeluznante y dos flash mobs inauguraron el festival Panic


a estrada / la voz

Cuerpos en descomposición, ropajes harapientos y rostros de carnes desgarradas y ojos colgantes tomaron ayer las calles de A Estrada en el segundo desfile de muertos vivientes del municipio. La lluvia no pudo con los zombis. El edificio de la Policía Local, en la Praza da Feira, se convirtió en cuartel general de reclutamiento del macabro ejército. Allí entraron estradenses de a pie que salieron convertidos en despojos humanos por obra y gracia de un equipo de maquilladoras bien equipadas de sangre artificial y de cicatrices y úlceras postizas.

Tras la sesión de chapa y pintura, la comitiva salió a la calle arengada por las integrantes del dúo As Lerchas, que pusieron el contrapunto humorístico a la espeluznante concentración.

Duelo de baile Jackson-Manson

El desfile de muertos vivientes terminó en la Praza do Concello, que se llenó de público para presenciar dos tétricas flash mobs. Los alumnos de la escuela de baile Sondodance descargaron espasmos al ritmo del Thriller de Michael Jackson. Los de las clases de funky del gimnasio Absolute movieron el esqueleto con la versión de Marilyn Manson del tema Personal Jesus.

crónica noche de muertos vivientes en a estrada

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La lluvia no pudo con los zombis