Maquideza: las astillas de biomasa frente al gasóleo

lA voz

La cooperativa Maquideza mostró ayer las instalaciones de su proyecto de aprovechamiento de biomasa con nave para tratamiento, secado y almacén de maquinaria, en la parroquia lalinense de Anseán, que ya está «ejecutado e certificado». Se asienta sobre una parcela de 3.211 metros, con nave de 640, oficina y depósito de gasóleo exteriores y con paneles para generar energía fotovoltaica y térmica que permite autonomía energética en un lugar donde no llega el tendido eléctrico.

Detrás del proyecto hay cinco socios y varias familias sustentando una inversión total de 786.749 euros de los que 193.110 los corresponden a una ayuda gestionada por el GDR Terras de Deza, grupo que estima cinco años para rentabilizar la inversión en la que además de la nave se incluyen dos tractores, una astilladora y palas de trabajo con el material astillado.

Los socios, según explicó uno de ellos, José Ramón Presas, recogen es sus montes todo tipo de materiales forestales, los astillan y los secan durante dos meses. Hasta ese punto ya llegaron. Ayer la nave mostraba una producción de astilla de algo más de 300 metros cúbicos. Y también otra variante, serrín para camas de ganado, aunque el serrín aún les resulta rentable comprarlo y no hacerlo. Alguna granja de los socios ya usa biomasa de astillas sustituyendo el gasóleo. Los socios serán los primeros destinatarios y, luego, a vender en el mercado a organismos públicos o privados porque aunque es complemento a sus explotaciones «poderíase vivir desto», dice Presas que explica el por qué van a encontrar mercado: «Cos estudios que temos estamos en condicións de ofertar que co 50% do gasto en consumo de gasóleo conseguímoslle o mismo rendimiento en calor con astillas».

El costo principal esta en la caldera y hacer un depósito para la astilla porque «o resto da instalación sirve» y consideran que se rentabiliza bien en una casa y en granjas, naves e instalaciones, en calor y agua caliente. El propio alcalde de Lalín, José Crespo, les ofreció ayer estudiar la posibilidad de sustituir el sistema actual de pellet de la piscina por el de astillas, aunque también estudia la vaiante de pepita de aceituna.

De momento, pese a la fuerte inversión, Maquideza aún centra su actividad en el trabajo de temporada de ensilado de maíz: «non empezamos ainda a vender, empezaremos a movernos no inverno». Apuntan que no tienen ninguna experiencia comercial, que van aprendiendo, que contrastarán su trabajo con CIS Madera por si hacen algo mal, pero esperan «poder quitarlle unhas perras» porque lo ven rentable porque «hai mercado». El presidente del GDR, Román Rodríguez, aseguró que «coas ganas que teñen, o éxito e a viabilidade están garantizados». Rodríguez destacó del proyecto la fuerte inversión, que marco la mayor ayuda del GDR, y el hecho de ser «ciclo perfecto, proxecto integral» al unir fuerzas en el rural, mantiene actividad, aprovechar los recursos, hacer prevención de incendios, aprovechar recursos e reducir costes en viviendas y empresas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Maquideza: las astillas de biomasa frente al gasóleo