El Rali do Cocido levanta el telón con la ausencia de Burgo

El piloto lucense rompió la caja de cambios del Lancer Evo X alquilado


lalín / la voz

El Rali do Cocido de Lalín levanta esta noche el telón con 115 pilotos inscritos, aunque habrá una inesperada baja de última hora. Uno de los principales aspirantes a la victoria, el piloto lucense Pedro Burgo, no podrá tomar la salida tras un cúmulo de desgracias con los coches. Una ausencia significativa que se suma a las ya conocidas de Iván Ares, que está en el Nacional, Bamarti o Roberto Blach.

Pedro Burgo presentaba la pasada semana su nuevo coche para la temporada, un Ford Focus, pero se encontró con que el depósito de gasolina estaba caducado y no consiguieron construir el nuevo a tiempo, que tenían que enviarle desde Inglaterra. Para poder salir en Lalín en su aspiración de llevarse el título gallego de ralis de asfalto, el piloto optó por alquilar un Mitsubishi Lancer Evo X. Pero en la tarde de ayer rompía la caja de cambios del coche. A última hora confirmaba a este diario que no correría el Rali do Cocido, a pesar de los esfuerzos desde la organización, la Escudería Lalín-Deza, para intentar que tuviese una nueva a tiempo.

La ausencia de Burgo será un contratiempo dado su nivel pero habrá otros nombres de prestigio con opciones en el campeonato que sí correrán en Lalín. Entre ellos Meira, Vilariño o Muñiz. Aunque ayer ya hubo algunas verificaciones, será esta tarde cuando tengan lugar la mayoría de ellas desde las 14.00 horas, las técnicas en el centro comercial Deza. El parque cerrado estará en el campo da feira vello antes de que se dispute el tramo espectáculo nocturno en el Agro de Lalín de Arriba, con 1,7 kilómetros de longitud, con orden de salida inversa a partir de las 20.18 horas. La entrada costará 3 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

El Rali do Cocido levanta el telón con la ausencia de Burgo