Ternera Gallega y Acruga acuerdan crear una nueva marca de carne, que estará en el mercado en abril

C. G. U. LUGO/LA VOZ.

DEZA

27 nov 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

Los presidentes de la Indicación Xeográfica Protexida (IXP) Ternera Gallega y de la Asociación Nacional de Criadores de Gando Vacún Selecto de Raza Rubia Galega, Jesús González y César Dorado, respectivamente, firmaron este jueves un convenio para crear la marca Ternera Gallega Suprema - Carne de Rubia Gallega. La intención de ambos colectivos es poner las primeras piezas en el mercado a partir de abril del 2011.

Tanto González como Dorado subrayaron que el objetivo del acuerdo es fomentar la carne de vacuno de Galicia y mejorar su comercialización dentro y fuera de la comunidad. Según indicaron, en este momento se están comercializando alrededor de 35.000 reses «de calidad» al año. Con el convenio -y el tiempo- esperan alcanzar las 50.000 al año.

El presidente de la IXP Ternera Gallega señaló que la unión no tiene por qué traducirse en un incremento de precio para el consumidor porque «a marca de carne xa existe, pero o consumidor gaña en transparencia e calidade».

Jesús González afirmó que las razas autóctonas de Galicia tienen potencial para liderar el mercado del vacuno en España, González y señaló que, en un futuro, «esperamos facer extensivo o convenio á raza morena».

Otro de los objetivos de este acuerdo es tratar de equilibrar la producción de carne durante todo el año, ya que ahora hay meses en los que se comercializan 12.000 reses y otros en los que la cifra baja a 6.000, unas oscilaciones que repercuten en los precios.

De momento, para comercializar vacuno bajo el sello de Ternera Gallega Suprema - Carne de Rubia Gallega, los terneros tendrán que haber nacido y haber sido criados en Galicia, además de estar inscritos en el Rexistro de Nacementos do Libro Xenealóxico da raza Rubia Galega.

Según indicaron ayer los firmantes del convenio, también podrán identificarse de este modo otros terneros que, «a xuízo dos técnicos de Acruga» reúnan «as características do estándar racial e poidan ser aptos para sacrificar baixo a citada marca e sempre que procedan de explotacións gandeiras inscritas no Consello Regulador da IXP Ternera Gallega» y superasen todos los controles que establece el reglamento de la denominación.

El convenio entrará en vigor el próximo 1 de enero y tendrá una duración de veinticinco años, con revisiones cada lustro para asegurar que se cumple todo lo requerido.