Usag acusa a la Administración de propiciar más la ruina del sector multiplicando la burocracia en la gestión


El presidente del sindicato Usag y ganadero con gran dimensión y base territorial bien estructurada, Leandro Quintas, se muestra dispuesto a renunciar a miles de euros de ayuda porque «e unha tomadura de pelo» que no se cumplan los requisitos de la legislación y se le dejen a la mitad las ayudas que le corresponden y que emanan de Europa.

Asegura el ganadero con raíces en la comarca de Deza y con explotación de referencia en Lugo que por ley, que recoge ayudas de 400 euros por hectárea, le corresponden 84.000 euros en ayudas y únicamente quieren concederle 24.000., en varias anualidades precisa. El ganadero no se imagina lo que puede pasar con pequeños productores aplicando esta misma actitud que está sufriendo él. «Levo 4 anos sin cobrar un céntimo e creo que vou pasar de aceptar nada porque todo o que teño fixeno eu, e agora queren fiscalizarme todo, pídenme facturas de todo, esíxenme un veterinario no programa de Contrato de Explotación sustentable que por cada res me cobra vinte euros e despois danme so una parte das axudas que prometen» ice y reprocha que «si no sector pedimos apoio dinnos que Europa non autoriza, si Europa manda cartos para explotacións sustentable ou ecolóxica dinnos que non chegan».

Que pidan datos en el consejo

«Veñen visitas a miña explotación que incluso mas mandan desde as administracións e dinme que é imposible poñerse a facer ahora unha explotación como a miña», dice. Es buen ejemplo pero inasumible actualmente.

Quintas sitúa toda esta argumentación para asegurar que es desesperante e irracional el altísimo grado de burocratización en el sector. «Traballan para que os que seguimos resistiendo tamén abandonemos. Pídenme un veterinario e moitas más cousas que parece mentira, porque non centralizan todo nalgunha das entidades as que entrego datos: Agricultura Ecolóxica, Ligal, Control leiteiro, Aconsellamento sustentable, ...». Quintas estima que todo debería girar en torno al Consello Regulador. «Se estou no Craega, se teño que cumplir os requisitos de agricultura ecolóxica, que lle pidan ao datos, que non teña eu que volver a gastar en sanidade e en xestión que xa o fago. Non parece normal», asegura y apunta para que nadie mire e asunto al revés que él es el primero en exigir que exista control sanitario riguroso.

Leandro Quintas considera que la Xunta y las administraciones con tanta burocracia, que reiteran o incrementan en cada orden de ayuda, están alimentando un factor más que lleva hacia la ruina al sector. Pide que se organice la situación y que el ganadero no tenga que duplicar servicios ni multiplicar los trámites de papeleo que ya son complejos en el caso mas sencillo.

Concluye el sindicalista alertando de que el nuevo gobierno ya lleva un año y que el conselleiro «ainda está verde, que se vai enterando do que pasa porque xa é hora de actuar».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Usag acusa a la Administración de propiciar más la ruina del sector multiplicando la burocracia en la gestión