Treinta años de vaivenes políticos en A Estrada

DEZA

05 abr 2009 . Actualizado a las 02:00 h.

A los estradenses les gusta la política activa. Les ha gustado desde el principio. Cuando en 1979 se celebraron las primeras elecciones municipales democráticas consiguieron representación en la corporación cinco partidos. La UCD del venerado Adolfo Suárez arrasó. Logró 12 de los 21 ediles. La lista la encabezaba Jesús Durán, que ya ejercía como alcalde en los últimos años del franquismo. En su equipo estaban Manuel Barros, Manuel Docampo, Adolfo Frey, José Vázquez, Aurelio Eiras, José Antonio López, Ángel Crespo, José Couceiro, Manuel Bernárdez, José Antonio Neira y Elvira Fernández. En la misma línea política se movía Democracia Independiente de A Estrada, que logró dos ediles: Honorino Silva y Salvador Festa. La Coalición Democrática de Manuel Fraga tuvo un edil: José Manuel Picáns.

En la banda izquierda, la Agrupación independiente y democrática de A Estrada sacó dos concejales -Begoña Domínguez y Orlando Cabanas- y el PSOE uno, Manuel Ángel Rey. Unidade Galega logró tres: Manuel Sanmartín, Guillermo Rodríguez y Manuel Constenla.

La transición a la democracia fue difícil. «En el poder había gente acostumbrada a hacer lo que le daba la gana y, de repente, se les exigía transparencia. Tenían que tolerar las discrepancias», comenta el socialista Manuel Ángel Rey. Aquella primera legislatura no fue un camino de rosas.

Seis ediles de los de entonces han fallecido y muchos se han desenganchado de la política, por agotamiento o por desencanto. Su herencia la han recogido otras corporaciones que, con mayor o menor impulso, han seguido tirando hacia delante. El actual alcalde, el socialista José Antonio Dono, es el sexto desde la llegada de la democracia a la política municipal. Suso Durán (UCD) fue el primero en 1979. En 1983 logró diez ediles como independiente, pero la alcaldía fue para el humanista Manuel Reimóndez Portela tras pactar AP y PSOE. En 1987, Elvira Fernández logró la alcaldía para el PNG y en el 91 Jesús Tallón fue alcalde por el PSOE. Un año más tarde accedió al sillón Ramón Campos, tras una moción de censura. No lo abandonó hasta el 2007. Manuel Ángel Rey advierte: «Luchamos mucho por ganar terreno democrático, pero áun no está todo hecho. Aún queda mucho por andar».