Tres estradenses gañan Curtas na rede en la categoría de Xuventude

DEZA

10 oct 2007 . Actualizado a las 02:00 h.

A los estradenses Juan Pedro Pérez, Fernando López Francisco y Miguel Chamosa Pichel les une una afición: el cine. Una pasión en la que invierten su tiempo libre y su dinero. Voluntad, mucha ilusión, trabajo e imaginación son los ingredientes de una labor que ya dio sus primeros frutos. Comentarios aparte es el segundo corto del colectivo que vio la luz. Un trabajo que el lunes recibía en el Teatro Colón de A Coruña un primer premio en la categoría de Xuventude del certamen Curtas na rede, organizado por la Secretaría Xeral de Comunicación de la Xunta y el Consello de Xuventude de Galicia. Un galardón que asciende a 1.500 euros.

Juan Pedro Pérez comentaba que cuando les llamaron de la organización para invitarlos al acto fue más que nada para ver el ambiente. Ayer explicaba que se encontraba un poco fuera de lugar entre tanta autoridad y actores gallegos, algunos muy conocidos. Cuando oyó el nombre del corto ganador no se lo podía creer. Una alegría que ayer compartían los tres, que dicen estar «en una nube». El premio les ha dado ánimos para embarcarse en un tercer proyecto en el que ya trabajan. Comentarios aparte nació, explican, casi como una práctica. Luego vieron las posibilidades de introducir voces en off, la música y fue surgiendo la historia que se cuenta en el corto.

Está rodado al igual que el primero en A Estrada. El interior del hostal Don Manuel hace las veces de una residencia de estudiantes, la biblioteca es la del instituto Losada Diéguez. Los chavales que aparecen en pantalla son chicos y chicas de la zona, aficionados al teatro y el profesor es el antiguo director del instituto.

Cuenta Juan Pedro Pérez que la máxima de Trípode Producciones, que es como se denomina el equipo, es «en un corto todo tiene que ser gratis». Las cámaras, los focos y el material lo ponen de sus cuentas los tres. Saben que existen subvenciones pero de momento prefieren la libertad y el romanticismo que les da esta manera de trabajar. Juan Pedro se encarga habitualmente del guión que luego se retoca entre los tres. La segunda parte es la búsqueda de los actores, las localizaciones, la petición de los permisos. Filman de noche, después de las 20.30, cuando salen de trabajar. El corto, que tildan de triller-cómico-psicológico, se presentó también en Cantabria Visual.